San Juan, Puerto Rico – Después de una ardua campaña contra absolutamente nadie, ya que el Partido Popular y el Partido Independentista están boicoteando el plebiscito, el Partido Nuevo Progresista (PNP) está preparado para celebrar la victoria absoluta de la estadidad sobre absolutamente nadie en el plebiscito de este domingo.

Logo del Partido Nuevo Progresista

Nada como ganarle a nadie para levantar la moral de un partido. [Imagen suministrada]

“¡Sí! ¡Ganamos!”, celebró el presidente del PNP y gobernador de Puerto Rico, Ricky Rosselló, mientras corría solo en la sala de su casa y su esposa le tiraba confeti. “Fue una campaña ardua. Hicimos campaña en todos los pueblos, bombardeamos los medios con anuncios por un tubo y siete llaves, metimos miedo con cojones, y sobre todo, nuestros oponentes boicotearon el proceso completamente sesgado a nuestro favor. ¡Ni Papi pudo lograr eso! ¡Soy el mejor!”, exultó.

El Ñame antes y después de la estadidad

Parte de la vil campaña de desinformación del PNP para el plebiscito.

Se informó que las ceremonias de celebración de la victoria de la estadidad culminarán con la primera dama otorgando una medalla al primer mandatario en la sala de su casa, vitoreado por los ladridos de su perro.