Cupertino, California – La compañía Apple anunció hoy que espera generar una cabronsísima fortuna ante la cantidad inmensa de audífonos inalámbricos perdidos que habrán de generar con su nuevo teléfono, el iPhone 7, que no tiene conector de audífonos tradicional y aceptará solo teléfonos inalámbricos o un audífono con conector Lightning. Si usted ha visto los nuevos audífonos Airpods, podrá entender por qué Apple apuesta a vender toneladas de estos a 160 estacas cada uno.

No, ese no es el iPhone 7, sino el legendario iPhone 3K-Rajos, el cual en nuestra opinión, era un modelo vastamente superior.

“Creo que esta es nuestra obra maestra en cuanto a crear una fábrica de dinero se trata”, detalló el CEO de Apple, Tim Cook, mientras aguantaba un poco ansioso sus Airpods, con cuidadito, que no se le fueran a caer y perder. “Noten cómo parece que están guindando sin mucha seguridad del oído. Su diseño minimalista permite que se meta por cualquier alcantarilla cuando se te caiga del oído en el momento menos oportuno mientras caminas. Nuestras simulaciones demuestran que se mueve magistralmente por el tubo PVC de la bacineta y son tan pequeños que hasta un perro chihuahua se los puede tragar. Y lo mejor de todo: ¡solo los vendemos en pares! ¡Así que si se te pierde uno, te jodiste! ¡Ciento sesenta pesos más para Apple! Ca-ching!!!!“, exclamó ante el aplauso ensordecedor de los accionistas.

“Como también sabrán, los audífonos tienen sus propios procesadores que producen una calidad de sonido inigualable, y más importante aún, garantizan que tan pronto caigan en agua, se jodan. Dios mío: ¡qué zafacón de dinero vamos a hacer!”, aseguró a la delirante audiencia.

Se informó que millones de ustedes están supuestamente encabrona’os con que le quitaron el conector regular de audífonos al iPhone pero en un año, todos ustedes estarán usando audífonos inalámbricos hasta en sus Androids pa’ lucir cool.