San Juan, Puerto Rico – Los miembros del Partido Republicano en Puerto Rico, no contentos de ser parte del partido que nos ha regalado a los xenófobos de Donald Trump y Ted Cruz, se vaciaron en las urnas botando, que diga, votando, por el senador Marco Rubio, quien opone la tan anhelada inclusión de Puerto Rico en la ley Capítulo 9 de quiebra. En otras palabras: votaron por un senador que nos quiere clavar.

El senador Marco Rubio

Puerto Rico escogiendo a Marco Rubio es solo la última manifestación del Síndrome de Cónyuge Maltratado que sufre el país desde 1898. [Imagen suministrada]

“¡Aquí estamos, con Marco! ¡Que da la casualidad que está oponiendo la quiebra que busca el gobernador de la oposición, Alejandro García Padilla! ¡Bien conveniente que está esto pa’ mí”, contó la representante Tata Charbonier, quien votó entregá’ por la próxima víctima de Donald Trump. “Ya que a ningún presidente de los Estados Unidos le importa Puerto Rico aunque digan que sí: ¿Por qué no cogerse a uno que nos quiere clavar sin ninguna duda? Por lo menos nos hará caso”, aseguró.

Se informó que hubo un debate serio sobre elegir a Trump por miedo de que se le quitara a Puerto Rico la franquicia de Miss Universe, pero finalmente prevaleció la opción de hacer el ridículo y votar por el candidato que ni siquiera ganará su propio estado.