San Juan, Puerto Rico – El representante June Rivera, quien recientemente reiteró su postura en contra de la legalización de la marihuana citando un artículo satírico sobre el tema, ha anunciado que contrató el equipo editorial del periódico humorístico El Ñame para su oficina de prensa.

Imagen del post de June Rivera en Facebook

Evidencia fotográfica de que June Rivera se cree cualquier cosa [Imagen suministrada]

Un artículo publicado en el sitio de humor The Daily Currant sobre cómo la legalización de la marihuana en Colorado ha ocasionado 37 muertes por sobredosis le ha dado la vuelta al mundo entero, cogiendo de soca a gente crédula y con déficit digital en la frente. Entre estas víctimas de su propia tendencia de aceptar información que ya se adapta a sus creencias personales figura el representante estadista June Rivera, quien publicó en su página de Facebook: “saludos. NO A LA MARIHUANA. ESA ES MI POSTURA no le dare [sic] vida a las drogas” y luego compartió el enlace a la noticia ficticia. Lejos de achacarle el embarazoso faux pas a la “persona hackeadora” que se la pasa enviando tuits comprometedores desde las cuentas de los políticos boricuas, Rivera resolvió contratar a los corresponsales del periódico humorístico El Ñame para que le provean toda la información que podría competerle a él como legislador, “sea cierta o no — ¡después que confirme lo que yo ya pensaba!”.

El representante Rivera, asiduo lector de fuentes fidedignas de información tales como The Onion, The Borowitz Report y El Vocero, explicó: “No sé por qué se ha formado tanto revuelo porque yo compartiera esa noticia de The Daily Currant como si fuera cierta: ¡vayan ustedes a saber cuántas otras barrabasadas he leído yo y he tomado por buenas, sin haberlas compartido por las redes sociales!”. Rivera le instruyó a su nuevo equipo de prensa ñamístico que quería recibir boletines diarios que lo ayudasen en sus gestiones legislativas, “preferiblemente que sean cortos, que usen solo palabras sencillas, y que sean en inglés: aunque evidentemente no lo entiendo muy bien que digamos, cuando las cosas están en el idioma de la metrópoli tienen un no sé qué que les brinda más credibilidad. Por ejemplo, ayer me escribió un príncipe nigeriano que, si comprendí bien el asunto, quiere que le envié unos chavos y a cambio yo recibiré un fracatán de dinero. Sounds legit!“, exclamó ingenuamente.

Por su parte, el equipo editorial de El Ñame recibió con beneplácito la oferta laboral del legislador, añadiendo que “después de tanto sacarnos las cosas de la manga sin que nadie nos pague, ¡está chévere que ahora alguien afloje billete por leer nuestros embustes!”.

[NOTA AL CALCE: En caso de que nos esté leyendo el representante June Rivera o cualquier otra persona incapaz de detectar escritos satíricos, este artículo es una invención de su autor. Para el récord, este dato también hubiera sido fácil de comprobar utilizando las siguientes pistas: 1) nos presentamos como un “periódico humorístico puertorriqueño”; 2) tenemos un aviso al fondo de cada página que dice explícitamente que nuestros escritos son de embuste; y 3) nuestra mascota parece un mojón miope con un monóculo decimonónico.]