Washington, D.C. – El jueves pasado el gobernador Alejandro García Padilla compareció ante un comité del senado estadounidense para responder preguntas sobre el referéndum sobre el estatus de la Isla que la Casa Blanca aprobó recientemente. Incapaces de comprender su inglés goleta, sin embargo, miembros del cuerpo tuvieron que solicitarle al gobernador que la próxima vez trajera a alguien calificado para traducir “del idioma que sea que haya estado hablando” a inglés.

En la vista senatorial también participaron el comisionado residente Pedro Pierluisi y el presidente del PIP Rubén Berríos, quienes sí supieron contestar preguntas sucintamente y en un idioma comprendido por la mayoría de la concurrencia. García Padilla, por el contrario, proveyó respuestas interminables, incomprensibles y divagantes a sencillas preguntas “sí o no”, y para colmo en un nuevo idioma que expertos lingüistas describieron como “un mejunje ininteligible compuesto en partes iguales de inglés goleta y de cantinflismos”.

Alejandro García Padilla fallando miserablemente de contestar una pregunta “sí o no” con un “sí” o un “no”

“A menos que me hayan traicionado mis oídos”, confesó el senador Ron Wyden, presidente de la comisión, “el gobernador empezó a hablar de buenas a primeras de ‘Prostate Hooters‘ –que debo asumir es una cadena de restaurantes con comida pésima donde se explota sexualmente a meseros varones bien dotados en vez de a muchachitas pechugonas. También mencionó algo de un ‘demo crasee‘, que no sé qué pueda ser, pero asumo que es una versión prueba de lo que sea que sea un ‘crasee‘. Es por esto que le pedimos al gobernador que para la próxima se traiga un traductor que lo entienda, o al menos que nos conteste con dibujitos como si fuera Pictionary, que de seguro así lo entenderemos mejor”.

Logo del restaurante Hooters

Decidimos ni siquiera intentar adivinar cómo sería el logo de “Prostate Hooters” (pero sin duda usaría prominentemente la “T” en vez de las dos “o”)

Durante la vista, los dos senadores estadounidenses que estaban aún despiertos y que sabían qué rayos era Puerto Rico intentaron usar medios tecnológicos para descifrar el testimonio de García Padilla en tiempo real. “Tengo una aplicación en mi teléfono que se supone que pueda detectar el idioma que se está hablando para luego traducirlo”, explicó el senador Wyden, “pero cuando lo utilicé durante el testimonio del gobernador, el programita primero identificó el lenguaje como ‘drunk slurring‘, luego como ‘Swedish chef‘, y finalmente concluyó que era ‘WTF?!‘ antes de que el teléfono empezara a botar humo y estallara en llamas. ¡García Padilla me debe un Samsung Galaxy S4, y más vale que de ñapita tambien me compre un media noche en Kasalta!”, sentenció el legislador.

Teléfono celular en llamas

“¡Miren nada más cómo arde en llamas mi Samsung Galaxy S4 último modelo con 64 GB de memoria extra!”, se lamentó Wyden, obviamente tratando de gansearse un upgrade en el proceso

Intentos de preguntarle a los maestros de inglés de Alejandro García Padilla si entendieron lo que su exalumno había dicho en el idioma de Shakespeare fueron infructuosos, dado que luego de escuchar la ponencia, todos ellos se suicidaron.