San Juan, Puerto Rico – Con el mismo insondable dolor en el alma con el que la junta editorial de El Nuevo Día tiró a mondongo a los dueños de El Vocero nos vemos forzados igualmente a reportar que el portal noticioso Noticreo ha obtenido fondos públicos de manera indebida. Informaciones confidenciales que han llegado a nuestras oficinas han revelado que nuestra principal competencia en el ámbito puertorriqueño de noticias de embuste se financia principalmente robando cobre del cableado eléctrico, llevándose el menudo que la gente tira en las fuentes, y vendiendo versiones pirateadas del más reciente elepé de Carmen Yulín, “Selllsy”.

Logo de Noticreo

El logo de Noticreo es un globo terráqueo porque se quieren adueñar del mundo entero (o al menos eso nos dijo alguien en un email)

“No saben cuán apesadumbrados estamos de lanzar lodo y repetir rumores imposibles de sustanciar sobre Noticreo”, confesó El Rata mientras acariciaba maquiavélicamente a un gato blanco en su falda. “Nosotros tenemos el más profundo respeto por nuestros colegas periodistas de embuste en todos los periódicos humorísticos del país, incluso aquellos que son tan lambí’os que se lucran con dinero del Pueblo y no lo comparten con nadie. Y se lo diría en la cara al editor en jefe de Noticreo, pero es una figura misteriosa cuya identidad nadie conoce. He oído incluso rumores de que es Chicky Starr, ya aburrido de brincotear de partido en partido, pero yo no lo creo: ¡eso implicaría que Chicky Starr sabe leer y/o escribir!”.

Esta no es la pinta de alguien que necesariamente sabe leer y/o escribir

“A fin de cuentas estamos siendo responsables a la hora de publicar la información que nos ha llegado sobre las barbaridades que ha hecho Noticreo”, advirtió El Cangrimán, quien por alguna razón también estaba sobando otro gato blanco. “Podríamos por ejemplo haber hablado de la imputación de que esos Emmys que dizque se ganaron no son más que unas estatuitas de plástico que consiguieron en las pailas de descuentos de Pitusa y que pintaron de dorado — ¡pero no nos rebajaremos a mencionar eso! Hablando claro, si fuéramos a publicar todos los rumores salaces que han llegado a nuestro escritorio, podríamos publicar varios editoriales llenos de bochinches irresistibles e imposibles de refutar que nos traerían mucho tráfico a la página y elevarían nuestro ranqueo en — pérate: ¿por qué es que no estamos publicando todos estos chismes, de nuevo?”.

Algo así se veía El Cangrimán sobando un gato blanco

Les pedimos a nuestros lectores que, mientras atravesamos estos difíciles momentos en los cuales nos hemos visto forzados a desprestigiar a nuestra principal competencia, nos apoyen ya sea compartiendo esta noticia en Facebook y/o retuiteándola con el hashtag “#TeamElÑame”… ¡y que nos ayuden coleccionando el menudo que la gente tira en las fuentes!