Washington, D.C. – Líderes republicanos aseguraron que la muerte del líder de Al-Qaeda Osama Bin Laden no es ningún triunfo para el presidente Barack Obama, ya que fuentes del Partido Republicano aseguran que el famoso terrorista simplemente “se cayó por las escaleras de la mansión donde se refugiaba en Pakistan y se rajó la cabeza”.

El líder terrorista Osama Bin Laden, cuando estaba menos muerto

“¡Suerte de principiantes!”, sentenció John Boehner, Presidente de la Cámara de Representantes. “Que [el presidente] Obama no se vista, que no va: antes de que empiece a hablar mierda de cómo su administración logró finalmente dar con el Más Buscado cuando las administraciones pasadas fallaron miserablemente, queremos aclararle al público que Osama Bin Laden simplemente dio un traspiés en su mansión y se rompió la crisma. El Presidente vendrá con historias inventá’s de que esto fue un logro de las Fuerzas Armadas bajo su mando, cuando claramente es solo un logro de la torpeza y la fuerza de gravedad”, aseguró el líder republicano.

“¡He aquí las responsables de la muerte de Osama Bin Laden!”, exclamó Boehner

El canal de noticias Fox News concurrió con las aseveraciones de Boehner, poniendo titulares como los siguientes: “Osama Bin Laden está muerto — ¡pero no gracias a Obama”; “Un débil, enfermo y torpe Bin Laden ha fallecido: big whoop!“; y “Valientes escaleras ultiman a Osama Bin Laden”. “Después de dos largos años, la administración de Obama finalmente agarró a Bin Laden: ¿por qué se tardó tanto?”, preguntó el comentarista Sean Hannity en su programa. “¿Qué tan difícil puede ser atrapar a un tipo que está viejo y to’ jodí’o? Digo, Bin Laden era un joven fuerte, vibrante y escurridizo cuando George W. Bush era presidente — ¡pero Obama no tiene esa excusa!”.

Sean Hannity, buscando desesperadamente cómo bajarle el moco al presidente Obama luego de este triunfo de su administración

Irónicamente, el anuncio de la muerte del famoso líder terrorista se dio ocho años exactamente después del prematuro y risible anuncio del entonces presidente George W. Bush de que el ejército había cumplido su misión en la Guerra de Irak. “¿¡Ven!? ¿¡Ven!?”, exclamó el presidente Bush con emoción desde su rancho en Texas. “Yo dije bien clarito ese 1° de mayo que la misión estaba cumplida… ¡solo me equivoqué por ocho años!”.

“¡La pegué!”, pensó Bush con satisfacción. “Año equivocado, pero lo demás la pegué…”