San Juan, Puerto Rico – Tras la diseminación de un video en el que puede apreciar a un miembro de la Uniformada agarrando inapropiadamente a una féminas siendo arrestada, ha habido un alza en la cantidad de solicitudes de ingreso a la academia de la Policía.


Imagen del video que causó un auge en el reclutamiento policiaco [Foto tomada de Pesquisa Boricua]

El video en cuestión, el cuales muestra a un agentes policiacos agarrando por sus partes íntimas a una muchacha detenida, sirvió de aliciente para que muchos varones concupiscentes desarrollaran un repentino interés en pertenecer a la Uniformada. “¡Yo no sabía que parte de ser guardia era sobetearse a par de mámises!”, exclamó maravillado Martín “Tito” Pérez, un joven desempleado. “Y como yo ya le cogí el gustito a eso de tener más poder del que merezco cuando trabajé como guardia ‘e palito para la Capitol, esto de convertirme en policía es el próximo paso. ¡Chicas, prepárense, que el macanazo viene!”, aseguró zalameramente con una espeluznante guiñada sugestiva.


“¡Estoy loco porque Carla Capalli vuelva con una de sus protestitas, para ser yo quien la arreste!”, exclamó Tito Pérez desiderativamente

“A la verdad que no puedo quejarme de estos resultados”, explicó satisfecho José “Pepe” Nevárez, Director de la Oficina de Reclutamiento de la Policía, al ver la cantidad de mozalbetes en quienes, de la noche a la mañana, afloró el deseo de ser oficiales de la ley y el orden. “Quién sabe cuántas muchachas nuestros oficiales han agarrado por donde no es a través de los años, y si no es porque alguien lo capturó en video en esta ocasión en particular, no estaríamos gozando hoy día de este auge de reclutamiento. ¡Que viva el periodismo ciudadano y los mocosos que no van ni al baño sin tener una dichosa cámara de video prendí’a!”.

El video del policía manisuelto, en super duper slo-mo

En vista del alza en reclutamiento que suscitó el escándalo, Nevárez prometió que escudriñaría los videos de seguridad de los diferentes cuarteles de la Policía para ver si encuentra sucesos igualmente salaces que difundir públicamente. “¡Si la gente solo supiera cómo se prospasan algunos de nuestros agentes con las detenidas una vez están recluidas en el sistema penal, no daríamos abasto con la cantidad de solicitudes que recibiríamos de enfermitos y viejos verdes!”.


El oficial Nevárez, risueño porque por primera vez en su vida logrará su cuota de reclutamiento

Las imágenes del policía tocando indebidmente a la joven siendo arrestada causaron indignación alrededor de la Isla (e incluso le dieron la vuelta a la blogósfera boricua), pero no suscitaron mayor reacción en las filas del Partido Nuevo Progresista. Por ejemplo, la senadora novoprogresista Lorna Soto tildó de sexista al senador estadolibrista Alejandro García Padilla y le dijo hasta del mal que iba a morir solo porque este tildó los proyectos de la Primera Dama como “fresitas”, pero no criticó a la Uniformada por haber literalmente ofendido el honor de la detenida. “Bah, eso es diferente”, indicó Lorna Soto rechazando la crítica. “Cuando los populares hacen o dicen cualquier cosa hay que criticarlos a como dé lugar, pero cualquier suceso que pueda mancillar nuestra Administración debe ser defendido a brazo partido. ¿Oyeron bien, quejones?”, preguntó amenazantemente la Senadora. “A brazo partido…”.