San Juan, Puerto Rico – El superintendente auxiliar de la Policía de Puerto Rico, José Rosa Carrasquillo, mejor conocido por patear en los testículos a un protestante que ya se hallaba en el suelo, aprovechó su fama para sacar su propia línea de protectores genitales.


El irónico logo de la Policía de Puerto Rico

El “ProtegeGüebo”, como se llama el ingenioso equipo protector, es tan resistente que “podría incluso aguantar las patadas viciosas e innecesarias de seis policías puertorriqueños con ganas de entrarle a palos a uno de esos mocosos pelú’s y revoltosos”, explicó Rosa Carrasquillo con una precisión algo espeluznante. El Superintendente Auxiliar aseguró que su producto ha sido “field-tested” extensivamente en las últimas semanas y que excedió todos sus criterios de calidad (los cuales, a decir verdad, no eran muchos), con el único saldo de que “algunos de nuestros conejillos de indias no podrán tener hijos: that’s what I call win-win!“.

Rosa Carrasquillo anunció que el “ProtegeGüebo” está ya a la venta en todos los cuarteles de la Policía alrededor de la Isla, y le recomendó a “todo huelguista masquejode se consiga uno más rápido que ligero, si es que valora su integridad testicular”.