San Juan, Puerto Rico – El respetado lingüista británico Thomas O’Toole publicó ayer una monografía en la cual explica que sus estudios filológicos y etimológicos revelaron que el nombre “Sheraton” proviene del irlandés antiguo, y quiere decir “brutalidad policiaca”.

Según el estudio lingüístico, el nombre “Sheraton”, sinónimo hoy día con hoteles de excelente calidad donde se puede pasar una tranquila estadía en paz y tranquilidad, proviene de la palabra “Shae’raton” del irlandés antiguo, y en aquel entonces ésta quería decir aproximadamente “brutalidad policiaca”, o quizás “macanazo”, dependiendo de la región. “Sucede que hace varios siglos”, contó el lingüista británico, “en Irlanda había un gendarme de apellido Shae’raton quien era conocido por andar diciendo por ahí que lo que quería era ‘repartir macanazos’, y ‘llenarle la cara de dedos’ a quienes le pusieran resistencia. Deben recordar que hace cientos de años, los agentes de la ley y el orden eran personas de poca educación y propensos a la violencia: no era poco común en la antigüedad que a las personas a quienes el estado le confiriera el deber y la responsabilidad de velar por la paz y el bienestar de todos se les subieran los humos y se prestaran para crear violencia, en vez de mitigarla. También los gobiernos de esa época tendían a ser represivos y se aprovechaban de la volatilidad de sus agentes policiacos para intimidar y amedrentar a la ciudadanía que les hacía frente. ¡Menos mal que hoy día eso no es así!”, exclamó el filólogo con un alivio inmerecido.


Imagen de cómo pudo haberse visto el gendarme Shae’raton, listo para repartir macanazos

O’Toole continuó explicando que con el pasar del tiempo, en un caso clásico de sinécdoque, el nombre “Shae’raton” se empezó a asociar con brutalidad policiaca, prepotencia, y facilidad para repartir trompadas, hasta el punto que la palabra empezó a cobrar ese significado (tal como seguramente en el futuro “maripily” querrá decir “fleje sobre-bronceada”). “Afortunadamente, la descendencia de ese individuo cambió la grafía de su patronímico a ‘Sheraton’, y hoy día ya nadie asocia su nombre con tal vergonzoso pasado de abuso de poder”, puntualizó el letrado, quien evidentemente no ha leído el periódico recientemente.

Video que demuestra que el Hotel Sheraton está encontrándose con sus orígenes etimológicos