San Juan, Puerto Rico – Una investigación reveló hoy una posible falta de conocimiento de medidas por parte del Director de Puertos, Álvaro Pilar: esto, dado a que la Autoridad de Puertos está bajo fuego desde que un crucero de la línea Carnival no pudo atracar ayer en los muelles de San Juan por éste ser demasiado grande. A nadie en la Autoridad de Puertos se le ocurrió preguntarle a la empresa Carnival las medidas de su crucero Carnival Dream, aceptó hoy el director de la agencia: “Yo pensé que cabía fácilmente. El bote es grande, y el muelle es grande: no sé cuál es el problema. ¡Grande es grande! ¡Es lo mismo! ¿No? Bueno, me voy antes de que me hagan más preguntas”. Y con eso, Pilar corrió hasta su estacionamiento reservado (el cual mide 20 pies de ancho), se montó en su Mini Cooper, y se fue a toda prisa.


Ese problema con las medidas parece que es crónico