Maryland, Estados Unidos – Michael Phelps, el catorce veces medallista de oro olímpico y poseedor de múltiples récords mundiales de estupidez, anunció ayer la firma de varios contratos de endosos publicitarios y contratos promocionales que se espera le sirvan para resaltar su nueva imagen pública, explotando así “otros puntos de mercadeo más lucrativos y definitivamente más afines” con sus intereses actuales. Fuentes cercanas a las negociaciones estimaron el valor de estos auspicios en “cerca de docemil pejetas, ¿vite?”.

La estrella estadounidense Michael Phelps en el momento en que se apresta a demostrar sus destrezas para no aguantar la respiración

De acuerdo a Peter Carlisle, agente del plusmarquista mundial, los nuevos acuerdos promocionales permitirán a la estrella olímpica proyectar una imagen más natural y orgánica, dejando atrás su anterior comportamiento público un tanto más sobrio y comedido: “Con estos endosos, Michael finalmente va a poder ser él mismo. Al fin ya no tendrá que fingir que es un modelo para los niños”, explicó Carlisle. Contrario a lo reportado inicialmente, el agente celebró la reciente cancelación del contrato promocional que mantenía el astro de la natación con la compañía de cereales Kellogg’s, a quienes responsabilizó directamente por las recientes dificultades de Phelps con las autoridades de Carolina del Sur: “Yo sabía que tarde o temprano Michael iba a terminar fumándose el maldito gallo ese que salía con él en la dichosa caja de cornflakes. Ay, Michael”, aseguró Carlisle mientras observaba cómo Phelps acomodaba un puñado de monedas en su vasito de Subway. “Yo sé que Michael va a extrañar esos, tú sabes, California cornflakes, pero era hora de movernos. O sea, ¿alguien podía creer que de verdad Michael se la pasaba jugando en una piscina con un tigre de embuste? Digo, a parte del propio Michael después de un pasesito, claro”, dijo el agente. “Además, ellos no son para nada confiables. Después que nos aseguraron que habían sacado un nuevo diseño para conmemorar los más recientes logros de Michael, las retiraron casi de inmediato sin ninguna razón válida”, alegó Carlisle mientras mostraba a la prensa la caja promocional, que incluía un gallo casi tan alerta como Orlando Parga en el hemiciclo del Senado.

Diseño conmemorativo de los más recientes logros del estelar nadador Phelps, retirado casi de inmediato por Kellogg’s por razones desconocidas

Por su parte, Phelps se tomó un descanso de su trabajo a tiempo parcial como mendigo de semáforo para expresar su satisfacción por los acuerdos logrados, que aseguró le permitirán mayor flexibilidad profesional: “Mera, pai, esoj auspicioj que me consiguió el Pete están al cien, ¿vite? Ahora ya no tengo que andal pol ahí vendiendo medallas de oro en laj lucej. A lo mejol hasta puedo gualdal las doj que me quedan”, dijo Phelps, en clara alusión a sus dos medallas de bronce, que carecen de valor alguno en el competido mercado semaforil. Phelps se mostró especialmente esperanzado con los endosos de la Elmer’s Glue y de Rust Oleum, y su producto más importante, Thinner El Resuélvelotodo: “Acho, ahora cuando no pueda conseguilme la cura del día, le someto al ‘sínel’ pal de minutos, o me pongo a güelel pega en el baño y ya. Y pa’ loj monchij también tenemoj loj minijambelguitoj del Cajtillito, como sea que se ñamen”, aseguró Phelps. Al preguntarle si se refería a la compañía White Castle, que aparecía en el listado de nuevos auspiciadores hecho público por su agente, Phelps se limitó a contestar: “Why Castel? ¿Pero qué jeso, nieve en el verano?”.

Una de las inmensas hamburguesas de White Castle, nuevo auspiciador de Phelps. Se desconoce si Phelps planea matar los monchis o matarse de hambre

Entre los otros endosos anunciados ayer figuran la Agencia de Viajes La Mula, Compañía de Importaciones El Cartel y la Droguería Los Tennis Colgantes. Aunque ni Phelps ni Carlisle quisieron confirmarlo, desde ayer circulaban insistentes rumores sobre su posible contratación como imagen de la nueva bebida energizante Real Coke, así como de la fábrica de brownies Los Matamonchis.

Sobre la posibilidad de escribir un libro sobre sus experiencias, Phelps no descartó usar ese medio para compartir sus vivencias con su fanaticada, aunque explicó que cualquier posible publicación depende de las circunstancias específicas del negocio y de la calidad que la potencial casa editora esté dispuesta a asegurarle: “Eso suena bien chévere, vite, pero de veldá depende de cómo sean laj páginaj [del libro]. Si son fácilej pa’ enrolal, le damo’, ¿vite?”, comentó Phelps con mirada evidentemente perdida.

Un evidentemente elevado Michael Phelps examina la calidad de una edición de su libro anterior: “Hmm, éstaj páginaj bregan. Al fin voy a podel dejal de fumalme laj cájcaraj de guineo”

Sobre su futuro en la natación, Phelps no abundó sobre los eventos olímpicos en los que planea participar durante las próximas Olimpiadas en Londres. Fuentes cercanas al nadador aseguraron a El Ñame que el nadador prácticamente ha descartado participar en sus tradicionales eventos de pecho y mariposa, prefiriendo concentrarse en los 100 metros “bien librej, broky” de capota, así como en nado sincronizado por cunetas.