San Juan, Puerto Rico – Más rápido de lo que se puede decir “ave de rapiña”, la ex representante por el Partido Nuevo Progresista, Melinda Romero, anunció que estaría aspirando al escaño senatorial abandonado por el senador Jorge de Castro Font, luego de éste anunciar temprano esta semana que estaría dejando la silla a disposición del partido. Esto se da a raíz del reciente encarcelamiento del Senador por cargos de corrupción.

“Como ya le dije a Primera Hora, regresaré a la Legislatura porque durante el tiempo que estuve fuera todo el mundo me decía que hacía falta”, nos dijo en entrevista exclusiva Melinda. “Pero, a diferencia del pasado año, ahora no tendría que pasar por todo ese proceso eleccionario y coger sol y calle para quedar elegida. Ahora puedo concentrarme solamente en preparar mi plan de trabajo y dejar que Papi haga el resto para que el Directorio del PNP me nombre la sustituta de De Castro Font en el Senado“, nos aseguró risueña.


Estamos seguros que Melinda nunca ha usado ni usará las influencias de su padre para conseguir puestos electivos dentro del PNP. Seguritos…

De hecho, don Carlos Romero Barceló no ha estado perdiendo tiempo, y se encuentra ya haciendo campaña para que su hija obtenga el escaño. “El que me diga que mi nena no debe ser senadora le voy a meter un clase de puño en la cara que lo voy a dejar igualito como me dejó a mí Joseph Molina”, dijo Romero ante la risa de los presentes. Al notar que no se estaban riendo con él, sino de él, añadió, “o voy a hacerlos mis bitches como estoy haciendo ahora mismo con Molina con mi demanda civil por un millón de dólares”, lo cual trajo la risería a un súbito fin.


¿Hacer campaña? ¿Y arruinar este perfecto cutis y estas preciosas uñas con sol y polvo en caminatas por barrios? No, gracias: eso se los dejo a otros que no tengan los apellidos Romero y Donnelly

Le preguntamos a Melinda si no estaba preocupada por los otros nueve velagüiras que también estan babeándose por la oportunidad de ser senadores sin tener que ganar el aval del pueblo, a lo que contestó: “A ver… no veo el apellido ‘Romero Donnelly’ en ninguno de esos otros nombres… Pues no, no me preocupan”, dijo con una amplia sonrisa.