San Juan, Puerto Rico – A raíz del anuncio de que 15 de los 24 cargos federales que pesaban contra el gobernador Aníbal Acevedo Vilá fueron desestimados a principios de esta semana, Santa Claus, el ser encargado de repartirle regalos a todos los chicos y grandes del mundo, le escribió al Gobernador para advertirle que ése era su regalo navideño por adelantado, así que éste no debería esperar nada más bajo su arbolito la noche del 24 de diciembre.


“¡Sólo quedan nueve!”, exclamó jubiloso el Gobernador. “A ver, ¿quién es el santo de las acusaciones federales, para prenderle una velita?”

El juez federal Paul J. Barbadoro, evidentemente operando como agente de Santa Claus, ordenó la desestimación con perjuicio de las acusaciones de la 10 a la 22 luego de concluir que la interpretación de fiscalía de la Ley Electoral de Puerto Rico, al efecto de que es un crimen sacar dinero del Fondo Voluntario si un candidato se pasa del tope electoral, es incorrecta y nunca debió llevarse a corte. Las acusaciones 26 y 27 fueron desestimadas ya que fiscalía, en un peo mental que ha dejado una peste de pinga en el caso, indicó en la acusación que estaría utilizando la sección 22 de las planillas federales de Acevedo Vilá para probar fraude contributivo, para luego reconocer los señalamientos de la defensa del Gobernador que esta sección estaba llenada correctamente. Sin embargo, ante la aclaración de fiscalía de que otras secciones de la planilla probarían su caso de fraude, el juez desestimó las acusaciones sin perjuicio para que fiscalía aclare la evidencia que utilizará y pueda, en las palabras del magistrado, “get their shit together“.


En esta foto oficial de la corte, vemos al juez Barbadoro en los momentos en que se disponía a redactar el regalito navideño de Acevedo Vilá de parte de Santa Claus

Aparentemente, tanto fue el fervor con el cual Acevedo Vilá le pidió a San Nicolás de regalo que lo desembarazara de las acusaciones federales que se le habían imputado, que no le quedó más remedio a Papá Noel que concederle el regalo antes de tiempo, con la salvedad de que “dicha concesión concluye terminantemente la responsabilidad del Father Christmas Gift Conglomerate de brindarle regalo alguno al individuo Aníbal Acevedo Vilá la noche del 24 de diciembre de 2008″. O, dicho en las palabras cotidianas que utilizó Papá Noel: “siéntate a esperar a que te traiga más na’ después de ese tronco de regalote que te di, ¿oíste, Anibalito?”.


Santa Claus, pidiéndole a Aníbal Acevedo Vilá que ni siquiera se le ocurra pedir más regalos para Navidad

El regalo adelantado fue recibido con beneplácito por el Gobernador, quien aseguró que “no en balde escribí esa petición como cien veces consecutivas en la cartita que le envié a Santa, para que captara que era algo que yo quería bien duro: ¡gracias, Santa!”. A pesar de que lo que Acevedo Vilá había pedido en su epístola al Polo Norte había sido la desestimación de todos los cargos (y con perjuicio), éste aseguró que “mejor es na’… ¡y no quiero sonar malagradecido, que dos de esos cargos fueron desestimados sin perjuicio, a ver si no me los vuelven a radicar!”. También figuraban en la lista de pedidos a Santa Claus del Gobernador “una bicicleta BMX bien chilin”, “un peluquín fabu como ésos que usa Loubriel”, y “que le curara el cáncer a Abuela”; sin embargo, Acevedo Vilá no manifestó zozobra de que éstos no se le concedieran porque “la bici y el peluquín los puedo conseguir yo mismo fácilmente… ¡y bueno, de algo se tenía que morir la Abuela!”.


La abuela de Acevedo Vilá, quien en sus postrimerías al menos podrá ver a su nieto libre de 15 de 24 cargos federales

Para no ser acusado de favoritismos, San Nicolás también le adelantó regalos navideños a los fiscales federales responsables de radicar los cargos contra el Gobernador que eventualmente fueron desestimados. Cada miembro del equipo legal de fiscalía, empezando por la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez, recibió una copia del video educativo “So You Want To Be A Lawyer“, en el cual se explican términos básicos de leyes, al igual que una copia del libro “Writing Federal Indictments For Dummies“, dado que, según Papá Noel, “pensé que esos libritos le vendrían mejor a ella que la faja rebajagrasa y el tratamiento de Botox que ella me había pedido para Navidad. O sea, ¿cómo vas a decir que utilizarás como prueba la sección 22 de la planilla federal, si el fraude se efectuó con ingresos locales y eso no se reflejaría en esa seccion? ¡Alguien como que necesita hacer mejor su asignación! ¡Jo Jo Jo Jo!”.


Parte de los libros de leyes que les tocaron de regalo navideño adelantado a los fiscales federales que mearon fuera del balde

Santa Claus confesó que lo que le ablandó el corazón fue el desprendimiento pleno con el cual el Gobernador hizo su encarecida petición navideña: “Él no lo pidió para sí mismo”, aseguró Papá Noel. “Él lo pidió para restablecer la Justicia y Dignidad™ del pueblo puertorriqueño, no para evitar irse de cabeza a una cárcel federal. Nunca antes había visto tanta humildad en un líder político”, intimó Santa Claus, visiblemente emocionado y enjugándose las lágrimas. “Para que vean la diferencia, Irizarry Mora lo que me pidió fue que dejara que el PIP retuviera la franquicia para seguir mamando del Fondo Electoral, y Fortuño lo que quería era que a Rosselló le diera un patatús para que no siguiera fastidiando… ¡pero la petición de Aníbal fue humilde, sincera y desprendida! ¡Qué mucho quiere ese hombre a su pueblo y a su patria!”, exclamó, rompiendo en llanto.

Por su parte, Juanita Colombiani, la jefa de prensa de La Fortaleza, aseguró que el Gobernador no estará disponible para entrevistas en los días venideros dado que “estará ocupado recogiendo cajas y cajas de grama para ponerle a los Reyes Magos, a ver si logra que le desestimen los restantes nueve cargos”. En noticias relacionadas, el Departamento de Recursos Naturales reportó que se espera que El Yunque vuelva a tener vegetación en algún momento del año 2025.