San Juan, El Mundo Al Revés – En El Mundo Al Revés, esa dimensión paralela donde Maripily tiene talento y el Boricuazo es un penepé reventa’o, el Partido Independentista Puertorriqueño dio otra soberana pela al obtener su segundo copo electoral en línea con 85% de los votos emitidos en las elecciones generales del pasado martes 4 de noviembre. El PIP, el cual logró llegar al poder por primera vez en el 2000 (cuando se hizo evidente que el gobierno de Pedro Rosselló era el más corrupto de la historia del país y volver a votar popular sería lo mismo), ha organizado ya tres plebiscitos en los últimos ocho años, solamente para ver ganar abrumadoramente la opción de “Ninguna de las Anteriores” cada vez. Aparentemente, el pueblo ha estado conforme con la excelente administración pública que el partido ha traído a la Isla y no les interesa para nada cambiar el estatus.

“Wow, segundo copo electoral… qué chévere… Pues vamos a ver si logramos ganar el plebiscito esta vez…”, dijo con desgano el Gobernador Rubén Berríos luego de saberse los resultados de la contienda. “Por cuarta vez gente… ya ustedes han visto que nadie puede administrar este país como nosotros. Nos dieron la oportunidad y hemos demostrado que no hay nada que temer. No metimos el comunismo en el país y Puerto Rico nunca ha estado mejor. ¡Vamos! ¡Confíen en mí y den ese último brinquito que les falta votando por la independencia en el plebiscito, por el amor de Dios!”, dijo con frustración.


¿Se imaginan la administración de un hombre que indudablemente pone a Puerto Rico primero? Pues me imagino que nunca sabremos

Los logros que Berríos mencionó son sólo parte de la historia de lo que ha sido la gran administración del PIP desde que el pueblo por fin se atrevió a darles la oportunidad de administrar la Isla en el 2000. La corrupción ha sido prácticamente erradicada gracias a un gabinete personalmente escogido por el Gobernador Berríos, compuesto de individuos comprometidos solamente con la patria puertorriqueña, quienes accedieron a salarios muy por debajo de lo que ganarían en la industria privada. También, bajo el liderato de Berríos, la Constitución fue enmendada para que la Cámara y el Senado fueron consolidados en una Unicámara compuesta de “legisladores ciudadanos”, desalentando así las candidaturas de vividores políticos, reduciendo gastos asociados a la operación del cuerpo en más de un 50%, y grandemente mejorando la eficiencia de éste. Más importante aún, bajo la tutela del Secretario de Desarrollo Económico y doctor en economía, Edwin Irrizary Mora, la Isla reportó su tercer año consecutivo de superávit, y ha reducido la tasa de desempleo a su tasa natural de 4%. Sin embargo, el partido ha sido víctima de su propio éxito, ya que el pueblo está de plácemes con la sana administración, y no quieren tocar el estatus ni con una vara.


¿Se imaginan qué hubiera podido hacer un doctor en economía por Puerto Rico en estos tiempos tan difíciles en la economía mundial? Pues me imagino que nunca sabremos

“¿Otro plebiscito? ¡Día de playa, gente!”, nos dijo Chegüi Torres, un joven de 30 años, cuando le preguntamos sobre los planes del PIP de llamar a un cuarto plebiscito. “¿Pero van a seguir chavando con eso? Mano, si estamos súper bien, ¿pa’ que meternos a cambiar el estatus?”, añadió. Amarilis Torres, vecina de Chegüi, también expresó frustración con el nuevo plebiscito: “¡Mano, este Rubén es peor que Rosselló haciendo plebiscitos a diestra y siniestra! Que dejen el lloriqueo: Rosselló arrasaba y la estadidad nunca ganaba, pues ahora le toca a Rubén chuparse las derrotas en los plebiscitos. ¡Rubén, te queremos mucho, pero m’ijo, deja la cantaleta!”, dijo.

Para este plebiscito, el PIP anunció que estaría buscando que “Ninguna de las Anteriores” no figurara en la papeleta y evitar el mismo desenlace, pero el Dr. Pedro Rosselló ya anunció que el PNP estaría retando en corte ese plan. “Si a mí me clavaron con esa mierda, que se claven ellos también”, aseguró el doctor. “Además, bueno que le pase a los del PIP por meterse a gobernar por ocho años: ¡siendo el partido de minoría antes podían gritar persecución, pero ahora que están en el poder se van a tener que chupar lo que les pase!”.

Rosselló no es el único político estadista que manifestó su desazón por la nueva victoria independentista: Ivonne Acosta Lespier, candidata a Alcaldesa de San Juan por el Partido Nuevo Progresista en El Mundo Al Revés, le recriminó al Pueblo el que no votaran por ella: “Ya está bueno de estar votando por alcaldes pipiolos enamorados con el medio ambiente. Si hubieran votado por mí, yo hubiera seguido el ejemplo de mi pana Santini y hubiera personalmente talado todos los árboles en el Viejo San Juan para sembrar cemento, y hubiera fomentado la cacería de palomas en todas nuestras plazas (¡imagínense, podría invitar a mi amiga Sarah Palin para ir a cazar juntas!)”.