San Juan, Puerto Rico – Luego de anunciar en un programa de Notiuno un consenso sobre el procedimiento a seguir para llegar a otro consenso sobre lo que debe ser la reforma contributiva, el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá y su contendiente, el Comisionado Residente Luis Fortuño, anunciaron El Libreto a seguir sobre este tema para el resto de la campaña política.

“Bueno, Aníbal y yo estamos aquí para anunciarles, por eso de que no hayan sorpresas, el resto de El Libreto a seguir sobre este tema”, comenzó Luis Fortuño. “Esto no es algo improvisado ni hecho a lo loco, mi gente”, continuó el Gobernador Acevedo Vilá. “Como pueden ver, en la primera página ya está lo que vieron ayer: cómo nos reunimos públicamente para dar la impresión de que ambos estamos dispuestos a llegar a un consenso. Ahora viene lo divertido: no hacer nada después de prometer hacer algo, y todavía ustedes sigan creyendo que nosotros dos somos la única opción”, continuó.

Aníbal hablando, mientras Fortuño trataba de comunicarse con gestos faciales; tuvo que abrir la boca cuando le informaron que era un programa radial.

La siguiente parte del libreto ya fue comenzada, según el candidato Fortuño: “Ya completamos en tiempo récord la siguiente fase, que era la parte de yo recular sobre lo de las vistas públicas paralelas alegando que son inconstitucionales, para tenerlas luego como quiera, pero llamándolas ‘reuniones de pueblo’. Je je je… qué jodón soy”, aseguró Fortuño. El candidato penepé añadió que tan pronto Aníbal lo llamara “doble-cara” o “flojuño”, entonces le tocaría a Aníbal acceder a dar paso a las “reuniones”.

“Aquí es que entra este servidor”, continuó Acevedo Vilá. “Ahí empezaré a acusar a la Legislatura nuevamente de ser obstáculo y vamos a estar con ese tirijala como una semana o dos. Ustedes saben, así me dan break para hacer el papel de víctima y mártir del Pueblo™, que tan bien sé hacer. Finalmente, con mi cara de mártir, y por el bien del Pueblo™, convocaré la Asamblea”, dijo con tono de voz solemne. Fortuño sonrió a su colega y continuó: “Eso viene. Esperen al día después sin temor alguno, que tan pronto él diga que en beneficio del pueblo accederá a las reuniones que dijo que no eran beneficiosas, le pondremos fecha. Claro, eso iría después de que yo diga que eso lo propuse hace un año”, concluyó diciendo.

Éste es el sagrado Libreto que Aníbal y Fortuño segurirán los próximos 3 meses: qué bueno que estamos aquí para leérselo, ¿verdad?

“¡Y es en la Asamblea Extraordinaria que empezará el gran circo!”, dijo con entusiasmo Fortuño. “En la página 40 aparece cómo yo llamaré a todos los riquitillos que me apoyan para comparecer en las vistas. Por el otro lado, Aníbal va a tener a sus asociados de la Sociedad Civil haciendo lo mismo. Éstos se encargarán de presentar ideas con puntos importantes mutuamente excluyentes, proveyendo convenientemente fichas de tranque. Y ahora viene la belleza del asunto: ¡nuestros seis economistas van a estar divididos 3 a 3 sobre qué puntos a seguir! ¿Vieron qué belleza?”.

“Y como pueden ver, ya tenemos espacio de sobra para acusarnos mutuamente”, dijo Aníbal. “Yo puedo acusarlo a él de proteger a los grandes intereses, y él me puede acusar a mí de Chavista o alguna otra cosa. Por supuesto, no aprobaremos nada porque a tan poco tiempo de las elecciones, los dos queremos jugarnos la posibilidad de no tener que bregar con el otro de ganar. Bello, ¿no?”, aseguró con una amplia sonrisa. “¿Saben lo más cabrón de todo?”, dijo Fortuño. “Que al final el Pueblo va a seguir considerando a sus dos servidores, dos abogados demagogos, mejor opción que Edwin Irrizarry, que es Doctor en Economía con libros publicados sobre el tema y usados en la academia, y que Rogelio que es un Ingeniero Químico graduado del Colegio y con maestría de Ohio State. ¡En verdad, gracias, Pueblo, por insistir en escoger entre el cáncer o la lepra!”, finalizó.