Nueva York, Nueva York – Aparentemente cansado ya de ser ignorado en foros meramente insulares y federales, el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá hizo una deposición ante el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para abogar por que se incluya a Puerto Rico entre la lista de colonias del mundo, y lograr así poder ser ignorado esta vez a nivel internacional.

El Gobernador depuso ante el Comité de Descolonización de la ONU en reacción al informe sobre el estatus de Puerto Rico que publicó la administración de George W. Bush (la cual aparentemente no pega una ni con chicle), el cual concluyó, entre otras cosas, que los Estados Unidos pueden “unilateralmente ceder Puerto Rico a otra nación” (lo cual sería el caso más egregio de “re-gifting” en la historia de la humanidad). Esta posición de la Casa Blanca, al parecer de Acevedo Vilá, demuestra que Puerto Rico es meramente una colonia de los Estados Unidos (algo que, si se hubiera caído más de la mata, hubiera cegado al Gobernador con un “blinding flash of the obvious).


El deslumbrante destello de lo obvio que por poco cega permanentemente al Gobernador

“Me presenté ante las Naciones Unidas porque es el único foro donde todavía no me habían ignorado”, declaró el Primer Mandatario. “Aquí en la Isla estoy acostumbrado a que la gente se pase lo que yo digo por las nolas, sobre todo porque ni yo mismo, en los días de mayor auto-engaño, me creo que podré ganar las próximas elecciones. Y en mi propia casa sí que me llevan ignorando desde hace años, ¡ahí sí que ni se diga!”, aseguró, mientras su esposa Piti Gándara se pintaba las uñas distraídamente.


Un ejemplo de Piti ignorando pa’l carajo lo que dice su marido

El Gobernador rememoró cómo cuando éste era Comisionado Residente ante el Congreso estadounidense, él logró ser ignorado por hombres de estado de gran altura. “Recuerdo que cuando estaba en agenda que me iba a dirigir ante el Congreso, en el programa lo que ponían era ‘Nap time!‘… ¡y no era jodiendo! La mayoría de los Senadores eran viejitos medios chochos, y se la pasan todo el día tomando siestas y viendo ‘Matlock‘ y ‘Murder, She Wrote‘ en televisores portátiles”. Acevedo Vilá añadió que vio lo del informe de la Casa Blanca como su oportunidad dorada para poder dirigirse ante las Naciones Unidas y poder ser ignorado por diputados de diferentes países del mundo.


Aníbal realizando su sueño de ser irrelevante para un foro internacional

Mientras se dirigía ante el Comité de Descolonización de la ONU, el Gobernador comenzó diciendo, ante oídos sordos: “¡Qué emoción estar aquí y poder ser ignorado por esta tan grande y prestigiosa entidad!”. En efecto, el Presidente del cuerpo le aseguró distraídamente a Acevedo Vilá que el encargado de mantener las minutas de la deposición estaría tomando notas de todo en su “maquinilla invisible”, a lo que el Gobernador contestó con deleite: “Anda, ¡yo ni siquiera esperaba que alguien se molestara en fingir reconocer mi presencia, mucho menos pretender tomar notas!”.


El escriba del Comité de Descolonización, tomando notas

Cuando hubo terminado su ponencia (hablando sobre los ronquidos de los durmientes y las conversaciones de los que lo ignoraban abiertamente), para sorpresa del Gobernador uno de los presentes se espabiló y le preguntó que si Acevedo Vilá considera que Puerto Rico era una colonia que Estados Unidos había tratado injustamente al retractarse de lo que antes fuera un “pacto bilateral”, que por qué entonces abogaba aún el Gobernador por la permanencia del Estado Libre Asociado y no prefería, por ejemplo, la independencia, a lo que éste replicó: “Ah, pérate: yo no vine aquí a contestar preguntas, sino a hablarle al aire e irme luego de poder decir que di la peleíta monga por la causa”, y acto seguido recogió sus bártulos y se fue.