Kinshasa, República del Congo – Al llevarse a cabo investigaciones más a fondo sobre la escandalosa red de brujos congoleses dedicados al robo de penes, la policía de Kinshasa ha reportado que ha podido implicar a Walter Mercado, el internacionalmente aclamado mentalista, astrólogo y semental trotamundos, en dicha red, “por razones obvias” (haciendo clara alusión a su fama de poseer poderes sobre las artes ocultas).


Walter Mercado, seguramente echando un fufú para mostrar su poderío mágico

Hace par de semanas se reportó que en la República del Congo se arrestaron a trece hombres acusados de brujería por haber supuestamente usado sus poderes de magia negra para achicar o completamente desaparecer el miembro masculino de hombres a través del país, en una noticia que causó furor no sólo en el país africano, sino en países occidentales que aparentemente no tenían nada mejor que reportar. “Esta situación del robo penil fue, si me perdonan la expresión, un tremendo despingue”, aseveró Jean-Dieudonne Oleko, Jefe de Policía en Kinshasa, la capital del Congo. “No saben el descojón que se forma en un país cuando los hombres piensan que podría venir alguien y robarles el pirulí: tuvimos incidentes en los cuales una turba de gente le entró a macanazos a sospechosos de brujería sin pena alguna, y por eso la Policía tuvo que actuar rápidamente para encontrar a los verdaderos malhechores”. Oleko también se manifestó sorprendido de la acogida de la noticia alrededor del mundo: “El que haya matanzas cruentas o guerras civiles interminables en nuestros países africanos no parece ser noticia en occidente, ¡pero deja que alguien trate de robarle el güebo a alguien pa’ que tú veas como eso sí se reporta por to’s la’os!”.


El Jefe de la Policía congolesa, anunciando la captura de los presuntos brujos y pidendo paz entre los ciudadanos

Oleko compartió que mientras revisaba los expedientes de los presuntos brujos que fueron detenidos por la Policía, uno de los detenidos en particular le llamó la atención: “Entre la lista de los acusados había nombres como ‘Ngalo Nubutu’, ‘Mufasa Bulalo’, ‘Gunotu L’thasa’, y luego de repente en la lista, ‘Walter Mercado’: eso inmediatamente me hizo soltar un WTF?, y tuve que investigar por qué figuraba él entre los arrestados”. En efecto, Mercado ya había resaltado como “una de estas cosas no es como la otra” cuando se hizo un line-up de los sospechosos, y entre la retrahíla de corpulentos hombres negros en túnicas estilo Obama había un hombrecillo de tez ebúrnea, cabellos leoninos, y fabulosos ropajes, quien era nada más y nada menos que Walter Mercado.

“La fama de Walter había llegado hasta el Congo”, explicó el Jefe de Policía, “o sea que en cuanto leí su nombre sabía de quién se trataba”. Aparentemente, el arresto del famoso astrólogo boricua se dio en una redada a la Convención de Mentalistas y Hombres de Magia Negra (o “Magia Afroamericana”, como se conoce hoy día para salvaguardar el political correctness) que se lleva a cabo en Kinshasa, y en la cual Walter participa todos los años. Cuando los agentes de policía efectuando el allanamiento del local reconocieron a Walter, éstos lo arrestaron inmediatamente por resultarles obvio que si se estaban robando penes en su ciudad, debería claramente ser alguien como Mercado: un famoso chamán y amo de las artes oscuras. Dicho sea de paso, Walter es muy aclamado hoy día en el Congo dado que ahí todavía dan el Show de Walter (claro que en congolés), y el Agua de Florida Murray Y Lanman que Walter promocionaba en su programa sigue siendo el artículo de mayor venta en el Congo (después de condones tamaño jumbo con sabor a café, y metralletas AK-47).


El Agua de Florida, cuyas cualidades y poderes mágicos son de gran uso para Walter

Bkalo M’Gola, el oficial de policía a cargo de la redada y el que efectuó el arresto del mentalista puertorriqueño, declaró: “En cuanto vi a Walter ahí, supe que teníamos un posible chivo expia— digo, un posible sospechoso para este horrible crimen de robo sexual. Basta verlo nada más, con sus vistosas batolas, guindalejos místicos y mirada penetrante, para decir: ‘¡Éste es alguien que podría ser el encagardo de robar penes a diestra y siniestra!’. Y, digo, las razones son obvias: ¡nadie tiene un dominio sobre hechizos de tal envergadura como Walter!” Al preguntársele que cuáles podrían ser las razones por las cuales el acusado podría haber llevado a cabo este hurto penil, el oficial confesó que “esto aún no está claro, pero una teoría que he oído por el cuartel es que Walter quería demostrar su proeza con este tipo de magia, y a la misma vez demostrarle a sus compañeros brujos que él es el bichote del grupo. Algunos ignorantes decían que él lo que quería era montar una fábrica de morcillas, pero si quieren mi opinión, conociéndolo como lo conozco, Walter usó el hechizo para vengarse de los rivales sentimentales de algunas de sus conquistas femeninas (¡las cuales, según oigo por ahí, han sido muchas desde que llegó al Congo!). Chacho, ¡a ese machazo nadie le cura el jungle fever!”.


El coleccionista aficionado de batolas en una pose pseudo-espiritual

En reacción a la acusación que se le imputa, Walter se defendió: “Amigos, esto es claramente una calumnia inventada por la policía corrupta de un país supersticioso. Yo soy un astrólogo y un mentalista, y aunque no puedo definir eso de manera que no me haga parecer como un demente, sí les puedo asegurar que viejo brujo no soy. Ustedes saben que lo mío es el sincretismo religioso, o sea, hacer un cambalache de cristianismo, hinduísmo, santería, y religiones paganas misceláneas, cosa de que todo el mundo pueda guisar y disfrutar de los consejos espirituales que ofrezco. Pueden estar seguros que mi mensaje es de paz y amor, no de robo penil”. En respuesta a por qué se reportó que en su cuarto de hotel la Policía encontró jarras llenas de órganos viriles conservados en formalina, Walter contestó que “siempre viajo con estos amuletos de la buena suerte y tótems de virilidad que he conseguido en mis vueltas alrededor del mundo. Aunque me apene admitirlo, porque significa que le he sido infiel a mi novia, los poderes que emanan de éstos me convierten en un lince en la cama, y de mi red de pasión ninguna fémina ha podido escapar ilesa”.


Uno de los agentes de policía examinando una de las jarras con un “tótem de virilidad”

Entre los que lo defienden y no dudan de su inocencia se manifestó su nueva novia, Jacinta Barbosa: “Desde que se divorció de Claudia, él me ha demostrado su amor por mí, y no le fallaré yo ahora creyendo en estas falacias”, nos aseguró Barbosa a través de correo electrónico, haciendo referencia la ahora ex-esposa canadiense de Walter, Claudia Beardly. “Yo sé que él tiene sus defectos: un macharrán como él no se puede enjaular del todo, y ha de tener algún desliz de vez en cuando; pero de serme infiel, a mutilar la virilidad de otro hombre, eso no lo puedo creer: ¡sé que Walter valora demasiado su propia hombría como para hacer algo tan atroz!”. Barbosa, quien nunca se ha visto en fotos y se ha comunicado exclusivamente por medio escrito, reiteró que apoya “incondicionalmente” al astrólogo y lamentó no poder personarse al Congo para acompañar a su galán durante esta “penosa situación”, aunque aseguró que “esto no debe de ninguna manera hacerle pensar a la gente que no respaldo a Walter, que me estoy creyendo estas patrañas, o que no existo”.