Miami, Florida – Luego de décadas de presunto matrimonio, Walter Mercado, el afamado astrólogo y semental trotamundos, ha hecho público que se está divorciando de su “esposa dominicana” que nunca nadie ha visto ni siquiera en fotos. Aunque Mercado explicó que la relación murió por ser a la distancia, fuentes anónimas han dicho que la realidad es que él tiene una “amante en Canadá”.


Walter Mercado, rezándole a alguna deidad no especificada: “Por favor, Gran Ser, ayúdame a enfrentar este difícil periodo de mi vida… y otro anillito fabu de éstos no me vendría mal tampoco, por siaca”

“Ya nuestro matrimonio era una farsa,” confesó el apuesto psíquico, “y finalmente tuvimos la entereza de decir ‘¡Basta!’ e irnos cada uno por su lado”. La ahora ex-esposa de Walter, cuyo nombre según él es Bárbara Tapia (o “Barba”, de cariño) vivía siempre en la República Dominicana, razón por la cual nunca se le veía al lado de Walter. “Ella siempre fue muy de su casa, y eso yo lo entiendo, además de que le tenía miedo a los aviones y a las yolas: por eso en realidad casi nunca nos veíamos”, explicó Mercado. “¡Su familia allá en la República deben pensar que yo soy un figmento de la imaginación de ella, jajaja!”


Foto de satélite de la República Dominicana, donde Walter indicó: “¡Miren ahí a mi querida Barba, allá, a la derecha de esa nubecilla… ¿cómo me van a venir a decir que nadie la ha visto ni en fotos?”

Mercado añadió que precisamente el hecho de que la relación fuera a la distancia fue lo que provocó su ruina. “Ya sabes cómo dicen con eso del ‘amor de lejos’, ¿no?”, continuó Walter. “Dicen que es ‘amor de pendejos’, y yo de pendejo no tengo ni una piedra preciosa en mi vistosa capa. Además, soy hombre, y como tal tengo necesidades que una relación de lejos no podía satisfacer”, añadió pícaramente, revolcándonos el estómago.


Walter en una de sus esporádicas visitas de fin de semana a la República Dominicana, cuando él y su Barba clandestinamente se escapaban a Punta Cana a “hacer el amor como conejillos y a reposar extenuados de placer en la playa”, para el horror de muchos turistas

El aclamado mentalista relató que fue difícil dar el paso final para terminar su matrimonio: “Para saber si ésta era la decisión correcta, me leí las cartas, tuve un séance con una tabla de Ouija, me leí la propia palma de la mano, consulté a los astros, me eché los caracoles, me leí las hojas de té, y hasta le pregunté a un ‘Magic 8-ball‘, y todos apuntaban a lo mismo: que Barba y yo teníamos que divorciarnos. ¡Sólo con el testigo!”


Walter aclaró: “Bueno, en realidad el ‘Magic 8-ball‘ sólo me dijo ‘Concentrate and ask again‘, pero todos sabemos que eso es una charlatanería”

Fuentes cercanas a la pareja, por su parte, cuentan que la realidad es que Mercado, conocido por su vida de mujeriego empedernido y de amoríos ilícitos, tenía otra mujer que rehusaba seguir con él hasta que se divorciara. Una fuente que prefirió permanecer anónima (aunque si Walter es psíquico, está jodía de todos modos) nos reveló que la nueva amante de Walter (cuyo nombre es Claudia Beardly) es “una muchachita canadiense, muy casera ella”, admitiendo que aunque nunca nadie la ha visto, Walter la ha mencionado a menudo y en voz alta para que todos se enteren de su existencia.