Richmond, Virginia – En un intento descarado por continuar haciendo dinero a costillas de los consumidores, la compañía de tarjetas Hallmark ha anunciado un nuevo día festivo, llamado el Día de Post-San Valentín, celebrado anualmente el 15 de febrero, cuyo propósito es “reiterar nuevamente el amor profesado el Día de San Valentín” (al costo de otra tarjeta más). La empresa asegura que este nuevo festejo será otro día importantísimo en nuestro calendario, como lo es el Día de las Secretarias, el Día de San Patricio, Halloween y, quizás en menor escala, Navidad.


Una tienda de tarjetas Hallmark, anunciando las excitantes noticas de que tendrán otro día más para sonsacarle dinero a la gente

Hallmark, con sus oficinas centrales en Virginia (cuyo eslogan es: “Virginia Is For Lovers (And For Multi-Million Dollar Companies)“), es la compañía que idealizó y popularizó el famoso Día de las Madres y su hermanastro despreciado, el Día de los Padres. “Ahora de igual manera haremos de el Día de Post-San Valentín otro fenómeno cultural”, aseguró Mark Finklestein, el presidente de Hallmark. “Si el Día de San Valentín es el día del amor y de la amistad, el Día de Post-San Valentín es un día para reforzar esos sentimientos de amor y de amistad: ¿acaso creían que bastaba un solo día para demostrar el amor que sienten por un ser querido comprándole una de nuestras tarjetas? ¡Tres carajos! Y por esa misma razón nuestra empresa se ha dedicado a imprimir un gran surtido de tarjetas con motivo Post-San Valentín, para que no seas el único patán que no está a la moda y no le compró una tarjeta a su novia”.

Hay una gran variedad de tarjetas de Post-San Valentín publicadas por Hallmark, con mensajes alusivos al sentir de esta nueva celebración (tanto para los enamorados como para las amistades), tales como las siguientes: “Todavía Te Quiero, Tal Como Te Dije Ayer”, “Las Flores De Ayer Ya Se Están Marchitando, Pero Mi Amor Por Ti Es Eterno”, y “Sigues Siendo Mi Amigo, Como Anteriormente Te Había Comentado”. Y como Hallmark piensa en todo, también estarán mercadeando tarjetas de Día de Post-San Valentín atrasado, para aquellas personas despistadas que hayan olvidado tan importante fecha, con los siguientes mensajes: “¡Tarde Pero Seguro! Te Reitero El Amor Que Te Profesé El 14”, y “Aunque Haya Olvidado Darte Una Tarjeta De Post-San Valentín, No He Olvidado Ser Tu Amigo”.


Las farmacias tendrán que hacer espacio para poner un anaquel sólo para las tarjetas de Post-San Valentín

Para subrayar la importancia de esta nueva festividad inventada por su compañía, Finklestein envió un mensaje directamente a las mujeres: “Muchachas, está muy bien si su novio o esposo les dio una linda tarjeta el Día de los Enamorados y las sacó a cenar, pero si no pueden contar con que al otro día él les reitere el amor que siente por ustedes, ¿cómo pueden estar seguras que su amor será para siempre? Francamente, si su hombre nos les da una tarjeta de Post-San Valentín, lo que está insinuando es que ya no las quiere porque engordaron luego de comer tanto chocolate. ¡Háganse valer, chicas, y vayan entrenando a sus hombres desde ahora! ¡Exijan tarjetas de Post-San Valentín!” Luego, dirigiéndose a los varones, añadió: “Chicos, ustedes bien saben que si el jueves fue para la novia, es porque el miércoles fue para la chilla… así que tranquilicen su sentido de culpa dándole a la novia otra tarjeta más el día después de San Valentín, con algún mensajito como ‘Quiero Recalcarte Que Ella No Significó Nada Para Mí’ o ‘Reitero Lo Que Te Dije Ayer De Que No Sé De Dónde Salió Esa Mancha De Lipstick‘… ¡Hallmark siempre sabe poner en palabras bonitas lo que a ustedes se les hace difícil decir!”


“Sólo con el testigo”, señaló Finklestein: “Bill le regaló una tarjeta de Post-San Valentín a Hillary que decía ‘Te Repito Que No Voy A Sobetear Más Internas’ y miren lo culeca que se puso”

Tal como era de esperarse, el anuncio de esta nueva celebración no fue recibida con beneplácito por la población masculina, cuya reacción promedio fue la siguiente: “¡Ay, Dios mío, más chavos que tengo que gastar yo en mi novia! ¡Otra fecha aleatoria más que tengo que recordar, porque si la olvido se me enchisma la jeva! ¿No es suficiente tener que acordarme de San Valentín, su cumpleaños, el Día de las Madres, y nuestro aniversario?” Finklestein, no quedándose callado, prontamente nos recordó que “Hallmark tiene tarjetas para todas estas ocasiones anteriormente mencionadas, además de para todas las festividades religiosas, tal como Navidad, Ramadan, Duvali, Hannukah, Festivus, e incluso Kwanzaa… aunque ahora que lo pienso, nunca nadie nos ha comprado una tarjeta de Kwanzaa, quizás porque nuestro único modelo lo que dice es: ‘No Sabemos Qué Carajo Es Kwanzaa, Pero… ¡Felicidades!'”.

Las tarjetas de Post-San Valentín de Hallmark están a la venta en las cadenas Pitusa y Farmacias El Amal, y si no has comprado una todavía, avanza, que ya estás tarde.