San Juan, Puerto Rico – En un sorpresivo giro en la controversia por la deuda millonaria que tienen instituciones del Gobierno con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Sociedad Protectora de Animales de Puerto Rico decidió retirar su respaldo al Gobernador Aníbal Acevedo Vila, cuando se dieron cuenta de que, a pesar de sus más recientes comentarios declarándose víctima de las agencias gubernamentales bajo su propio control, el Gobernador no es realmente un animal.

La resolución original de la Sociedad en apoyo al Gobernador se basó en su creencia, alegadamente equivocada, de que el Gobernador no tenía capacidad de entendimiento, luego de escuchar ayer en rueda de prensa su anuncio sobre la creación de una comisión independiente para estudiar la forma en que la AEE atiende los reclamos de sus abonados, a raíz de que ni siquiera se ha logrado que atienda los reclamos de la misma Fortaleza sobre una alegada deuda de medio millón de dólares adjudicada a organizaciones públicas adscritas a La Fortaleza. La propuesta comisión no incluirá miembros de la AEE porque, según el Gobernador, “no vamos a poner al cabro a velar las lechugas”.


A este ser le tomó tres años, y sólo cuando le pasó a él, darse cuenta de que la agencia de la cual es técnicamente jefe se está clavando a la gente cuando uno les va a reclamar una mala factura: ¿qué tal si hacemos que pague de su propio bolsillo agua, luz y peaje pa’ ver si se acaba darse cuenta de la clavá’ que nos está dando? ¿Quién dice amén?

“Inicialmente, nos pareció definitivo que el hombre es en realidad un animal”, dijo esta mañana Daniel López, Presidente de la Sociedad Protectora de Animales. “Porque en realidad: ¿en qué cabeza cabe que a un Gobernador se le ocurra acusar a su propio gobierno de ser insensible, ineficiente y tirarlo al medio? O sea, que él llevaba dos años tratando de aclarar que esa factura no es de La Fortaleza a través de la agencia, ¿y en ningún momento se le ocurrió ir derechito a su subalterno, el Director de la AEE, para aclarar el asunto? ¡Tuvimos que concluir que se trataba de un animal!”, declaró.

“Sin embargo, han traído a nuestra atención el hecho de que, aun cuando no exista evidencia alguna de comportamiento racional por parte de esta bestia, el señor Gobernador es, en efecto, una persona”, continuó el señor López. “Siendo esto así, hemos decidido cambiar nuestra postura original y así respaldar a la víctima real en toda esta escandalosa situación: Chepo El Cabro, a quien con sus comentarios despectivos e insinuaciones sobre su integridad ética y moral, el Gobernador ha vejado sin mostrar respeto alguno por la fauna puertorriqueña”, añadió López.


La parte agraviada de la controversia del Gobernador con la AEE: Chepo El Cabro; acusado por el Gobernador de comerse las lechugas, éste nos gritó iracundo: “¡Y que quede claro que esto es grama y no lechuga!”

Por su parte, Chepo El Cabro se mostró complacido con la decisión de la Sociedad, y además expresó insatisfacción ante la injusta caracterización hecha por el Gobernador: “¡Yo no sé-je-je-je por qué de-je-je-je-monios Aníbal me tiene meter en esa controversia! ¿Acaso las facturas de la AEE se-je-je-je imprimen en lechugas? Ese papel que usan pa’ imprimir las facturas me causa indigestión, y él lo sabe, porque a principios de año me-je-je-je tuve que reportar al Fondo. No entiendo por qué me ataca. ¡A mí esos comentarios me-je-je-je supieron a anamú!”, baló indignado.

En un aparte con El Ñame, López abundó sobre las razones por las que decidieron respaldar originalmente al Gobernador y no al cabro: “Nosotros en la Sociedad, al enfrentar una disputa entre dos animales, tenemos como política institucional respaldar al más animal de los dos (sin alusiones personales)”, concluyó mientras Chepo se comía el mantel de la mesa.

Tags en Blogalaxia: