El Desierto, Arizona – Luego de décadas y décadas de infructuosa cacería, el Coyote ha finalmente logrado agarrar al Correcaminos, para la algarabía de miles de fanáticos que estaban locos porque el Coyote le comiera los dulces de una buena vez al insoportable pajarraco. Luego de cocinarlo en fricasé, el Coyote comentó casualmente que su presa “sabía a pollo”.


El Coyete con un guille cabrón luego de haber finalmente logrado su objetivo de jampearse al Correcaminos

El Coyote (cuyo nombre de pila es Wile E. Coyote porque en inglés eso tiene sentido) había intentado por varios años ya, y por diversos ingeniosos métodos, de atrapar al raudo Correcaminos (por razones desconocidas, dado que éste es algo huesudo y flacucho), pero el avechucho siempre lograba burlar las trampas del Coyote. La penosa racha de éste, sin embargo, finalizó ayer cuando, para la sorpresa de ambos, el Correcaminos cayó en la trampa del Coyote y éste pudo finalmente devorarlo y desquitarse todas esas décadas de burla y humillación.


El Correcaminos, distraídamente mirando hacia arriba como planeó el Coyote, segundos antes de que éste lo apresara

Comunicándose siempre a través de cartelones, el Coyote relató que su victoria la logró usando equipo marca Apex, dado que finalmente se dio cuenta que la marca Acme era, después de todo, “una grandísima mierda”. La trampa, como siempre muy ingeniosa e innecesariamente complicada, envolvía resortes, trampolines, pega, un enorme cohete con dinamita, y un hueco postizo en la carretera. Sobre el día que finalmente logró su victoria, el Coyote contó que estando en la carretera oyó un “bip bip” y tuvo la seguridad que se trataba del Correcaminos; intentó seguirlo, pero anocheció, y antes de morir de sed decidió que iba a diseñar una intrincada trampa y, en vez de rendirse después de sólo par de intentos como solía hacer, esta vez iba a seguir tratando la misma trampa hasta que funcionara, lo que finalmente le consiguió el éxito.


El Coyote encendiendo el cohete que le logró la victoria, dado que, por no ser marca Acme, sí funcionó como debía

Hallándose por primera vez en su vida victorioso y con la panza llena de carne de Correcaminos, el Coyote manifestó que en su tiempo de ocio se dedicará a ayudar a su compañero Silvestre a agarrar al pichón cabezón de Piolín, y a Sam Barbitas a finalmente pegarle un tiro al farifo cross-dresser de Bugs Bunny. También indicó que cuando haya ayudado a librar al mundo de esos personajes enfurecedores, se dedicará a darle caza al Pollito Yito, quien tiene, en sus palabras, “carne pa’ buen rato”.


Las próximas víctimas del Coyote, Piolín y Bugs Bunny, quienes ríen porque no saben el horror que les espera

A raíz de su triunfo, y en reconocimiento al talento ingenieril que siempre demostró el Coyote incluso en sus trampas fallidas, el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico decidió concederle un grado honoris causa en Ingeniería al Coyote, el cual éste podrá recibir una vez haya obtenido una transcripción de crédito del Registrador, sacado un sello de Pagaduría para costear el diploma, y pagado la cuota de construcción del semestre.