Ciudad Vaticano, Roma – Herr Papa, Joseph Ratzinger, se dirigió esta semana a los obispos de la Conferencia Episcopal de Puerto Rico en el Vaticano y les manifestó que estaba consciente de la situación social en Puerto Rico: “Algunos sectores de vuestra sociedad viven en la abundancia mientras otros sufren graves carencias, que no pocas veces rayan en la pobreza”, manifestó el Santo Pontífice. También añadió que “En este sentido es bien conocida la generosidad de los puertorriqueños, que responden de forma solidaria a los llamados de ayuda ante ciertas tragedias en el mundo”.

El Santo Pontífice está bien al tanto de la situación social en Puerto Rico: aparentemente hay gente rica con cojones, y gente bien pobre… ¡ea, rayos!

Ésta y otras partes del discurso demuestran que el Papa está bien al tanto de las cosas que pasan en Puerto Rico, de acuerdo a Roberto González Nieves, Arzobispo de San Juan. “Como todo puertorriqueño sabe, el universo gira alrededor de Puerto Rico, y qué mayor prueba de eso que las palabras del Papa Benedicto XVI, manifestándose sobre nuestra situación social. Aquí hay gente rica y hay gente pobre: ¿cómo hubiera sabido él eso si no prestara muy especial atención a nuestra isla? No sólo eso, nosotros prestamos nuestra ayuda en ciertas tragedias en el mundo. No ayudamos en todas, sólo en algunas, y de nuevo, ¿cómo él hubiera sabido eso si no tuviera el ojo puesto en nuestra isla? Esto es Primera Plana, gente. Espero que algún periódico resalte con bombos y platillos que el Papa está bien consciente de Puerto Rico, para que todo el mundo sepa que esta isla es chiquita pero que tiene una importancia desproporcionada en el mundo. El Papa nos está prestando atención, gente, ¡el Papa, puñeta!”

Pa’ los PNPs vendepatrias que no le dan a Puerto Rico su lugar único y súper mega importante como nación en el mundo: nuestra cámara en el fin del Universo captó evidencia irrefutable de que éste gira alrededor de nosotros

El Papa acabó su discurso resaltando la gran importancia que los católicos de Puerto Rico le dan a la Virgen María, manifestando que “la evangelización y la práctica de la fe en Puerto Rico, que de paso, es un pedazo de tierra rodeada de agua, han estado siempre unidas al amor filial a la Virgen María”. El Arzobispo nos expresó de nuevo su entusiasmo ante estas palabras del Papa: “¿Vieron, gente? Él sabe de nuevo algo bien único de los católicos de Puerto Rico: que adoramos, que diga, veneramos, a la Virgen María. Y lo más cabrón de todo, que estamos rodeado de agua. ¿A alguien le queda duda que el Papa tiene su completa atención en nuestra isla? ¡El Papa, puñeta! ¡El Papa!” finalizó con una sonrisa y tirándonos una guiñada pícara que hubiera hecho correr a un monaguillo.