San Juan, Puerto Rico – Jorge De Castro Font, senador estadista a la hora de esta edición, se dirigió hoy a tres mil personas sin nada que hacer un lunes por la mañana que se estaban manifestando en contra de las enmiendas al Código Civil a favor de las Uniones de Hecho. “El matrimonio es entre un hombre y una mujer. Debemos respetar a todos los sectores de Puerto Rico, pero no lo vamos a permitir en el Senado, estamos aquí porque no vamos a permitir que se trastoque lo que es Puerto Rico, lo que es la familia puertorriqueña”, aseguró el senador a la rábida muchedumbre. “No vamos a permitir que los elementos radicales de la comunidad homosexual destruyan esta sagrada institución. Casarse es un acto precioso de entregarse a otra persona del sexo opuesto eternamente instituido por Dios. Miren si es precioso, que ya yo me he casado dos veces, y las dos veces ha sido una experiencia sublime”.


Jorge De Castro Font: defensor del matrimonio, pilar de la familia puertorriqueña (sabemos que está bien bueno, chicas: intenten a ver, a lo mejor pueden convertirse en su tercera esposa)

El senador siguió hablando de las maravillas del matrimonio el cual atesora tanto: “¿Cómo pretende la comunidad homosexual quitarnos algo que Dios mismo le concedió exclusivamente al hombre y la mujer? ¿Qué es lo próximo? ¿Nuestro derecho inalienable al divorcio? Ni se crean los homosexuales que van a ser partícipes de los casi quince mil divorcios al año en Puerto Rico que son el derecho exclusivo de hombre y mujer también. Yo me he beneficiado de ese recurso ya una vez, y será un día bien frío en el infierno cuando yo permita que las parejas homosexuales se beneficien también. Si alguien me va a acusar a mí de no cumplir con mi pensión o de abuso conyugal, va a ser una mujer, no ningún macho. ¿Quién dice Amén?”. “¡AMÉN!”, gritó la audiencia.


¿Cómo osan esos homosexuales aspirar a crear una familia estable? La base de una familia es un matrimonio entre hombre y mujer, no es amor ni educación ni la madurez requerida para tener una familia… mamones

El vicepresidente de los organizadores de la marcha a la cual Castro Font se dirigía, César Vázquez Muñiz, declaró a la prensa en el lugar que: “Marchamos para decirle a los legisladores que los cambios propuestos en el Código Civil, que desde nuestro punto de vista afectan a la familia, no son favorecidos por el pueblo, y cuando digo pueblo me refiero a todos los que piensan como yo. Los que no piensan como yo no son parte del pueblo. Son patos, patos to’s”, dijo con un desdén que casi podría convencer a alguien que llamar a alguien homosexual es un insulto.