San Juan, PR – Para no quedarse atrás luego de la visita de José Luis de Jesús Miranda, el auto-proclamado “Jesucristo Hombre”, otras religiones mundiales han experimentado un espontáneo resurgimiento de sus deidades y profetas en Puerto Rico.


José Luis de Jesús Miranda (Jesucristo Hombre), el trend-setter de toda esta sarta de deidades boricuas, diciendo: “A mí no me echen la culpa por este sal pa’ fuera”

Marcos Alcalá, un vendedor de alfombras en el Paseo de Diego, dice ser la encarnación de Mahoma, el máximo profeta del Islam: “Cójanme en serio, combadres, borque ya ustedes saben lo que le basa a la gente que se bone guaba con los musulmanes… ¡miren lo que basó cuando aquel tibo solamente hizo una tirilla cómica usando mi imagen! ¡Imagínense que les basará si embiezan a sacarme fotos, o a tribiarme en beriodicuchos humorísticos en el Internet!”, sentenció con tono amenazante.


Una foto de Marcos Alcalá ascendiendo al cielo en un caballo blanco [censurada para evitar represalias musulmanas]

Hay incluso representantes de la fe de los indios taínos: Guarionex Brown, un mecánico de Toyotas, jura ser Yukiyú hecho hombre. “Tengo hasta creyentes: son como tres taínos que sobrevivieron a los españoles escondiéndose en una jalda en Utuado. Ellos me temen a mí y a mi cemí sagrado, con el cual puedo conjurar el poder destructor de Juracán. También pienso tumbarle el timbiriche a la Susan Soltero, y con la magia de mi cemí le voy a comer las nalgas al Súper Doppler”.

Por su parte, el Doctor Mutumba M’Butu, profesor en el Departamento de Humanidades en la Universidad de Puerto Rico, asegura haber sido poseído por “quien quiera que sea el dios de los que celebran Kwanzaa”. Nacido en Loíza, el milagro que más se le atribuye es hacer “el maví más cabrón que hay”. Uno de sus seguidores, David ‘Cuco’ Couvertier, asegura que “no has vivido hasta que no hayas probado el maví del Doctor Mutumba”.


El Doctor Mutumba, luciendo un monísimo “murse” de cuero, preparándose para hacer un garrafón de maví “que resucitaría a los muertos”

Muchos puertorriqueños incluso creen que Otilio Warrington (mejor conocido como “Bizcocho”) no es nada más y nada menos que la reencarnación de Budha, pero en realidad sólo se trata de un triste problema de sobrepeso.


Otilio Warrington (“Bizcocho”), exclamando: “¡Como me trates de sobar la panza para la buena suerte, te muerdo la mano!”