WASHINGTON D.C., EEUUA pesar de la unánime confirmación de Harriet Miers/Emperador Palpatine para la Corte Suprema hace apenas par de semanas, la Casa Blanca se ve de nuevo en la penosa tarea de nominar a otro juez para la Corte Suprema, cuando Miers/Palpatine renunció repentinamente a su puesto con la excusa de que tenía que ”supervisar la construcción de una estación militar del tamaño de una pequeña luna” en una galaxia muy, muy lejana.

”Yo pensé que me había librado de esta pendejá ya,” dijo visiblemente ofuscado el Presidente Bush en una rueda de prensa. ”Como me dejaron aquí en la prángana de nuevo, hemos tenido que hacer otra exhaustiva búsqueda de un juez digno de pertenecer a la corte máxima de los Estados Unidos. Es por eso que con gran placer les presento a la persona que recibirá el endoso de la Casa Blanca para Juez Presidente de la Corte Suprema: ¡Judge Judy!”


La nueva nominada de la Casa Blanca para la Corte Suprema, Judge Judy, diciendo su célebre frase: ”No me mees la pata y vengas a decirme que es que está lloviendo”

Entre las cualificaciones que cita el Presidente Bush de su nueva candidata se encuentra primeramente ”que ésta sí ha servido como juez, ¡y no me vengan con jodiendas de que no, porque yo no me perdía el programa de ella! Cuando me jodí la pata aquella vez que choqué contra un árbol corriendo bicicleta y me pasaba todo el día enzorrao en mi cuarto, mi único pasatiempo era ver a Judge Judy poniendo como chupa a todos esos atorrantes que no querían pagarle la cuenta de luz que le debían a sus ex-novias. ¡Eso es lo que necesitamos en un Presidente de la Corte Suprema! Además de que es mujer, o sea que no me pueden acusar de sexista.”

Judge Judy, conocida mundialmente por su estilo de gruñona abuela menopáusica de malas pulgas, aceptó agradecida la nominación, y anunció que si el Senado la confirmaba, se aseguraría de que bajo su presidencia los casos de la Corte Suprema serían televisados y tendrían ”mejor rating que las porquerías de programas legales ésos de David E. Kelley”.


Judge Judy explica cómo la transmisión televisiva de los casos de la Corte Suprema bajo su presidencia serían ”la máxima jodienda en programación legal… ¡sufre, Boston Legal!”

Se espera que, amedrentados por el carácter iracundo e implacable de Judge Judy, y porque comparada con el Emperador Palpatine ésta es un bebé de teta, el Senado no tenga mayores contemplaciones en confirmar su nominación. De hecho, el Senador Republicano Orrin Hatch admitió emocionado: ”En realidad estoy loco por ver cómo le sale de atrás pa’lante a la próxima persona que traiga algún caso de aborto ante la Corte Suprema, o cuando comparezca Anna Nicole Smith a lloriquear para que le adjudiquen la herencia de su difunto marido: ¡Judge Judy la va a virar como media!”