Alabama, Estados Unidos – La gente bien buena y bien bonita de Alabama se apresta a elegir como senador a Roy Moore, exjuez del estado y acusado de acosar a menores de hasta 14 años. Moore tiene el apoyo de muchos en Alabama por ser fieramente antiaborto ya que más vale el bienestar de un bebé no nacido que el de uno ya crecido y abusado por un conservador en posición de poder.

Como leímos en algún lado esta semana: Jesucristo corre para el Senado en Alabama como Demócrata y pierde. [Imagen suministrada]

“Como siempre hemos dicho: la vida de un bebé es sagrada hasta que la mujer para. De ahí en adelante, si no le va bien, es culpa del engendro y de la mala madre que para empezar, no lo quería tener”, explicó Ronna Romney McDaniel, presidenta del Comité Nacional Republicano. “Aquí lo importante es elegir a Roy Moore: un candidato comprometido a votar con el partido a cambio del power trip cabrón que es ser un senador. Y si le tenemos que ofrecer un par de ovejitas al sacrificio… pues que así sea”, sentenció.

Al cuestionarle cómo era posible que llegara a esa monstruosa conclusión, especialmente dado el sufrimiento de la menores que pasaron por las manos de este pervertido, la presidenta contestó: “Los caminos del Señor son misteriosos y Él nunca le va dar a alguien una cruz más pesada de la que puedan cargar. Las jóvenes ofrendas a esa mierda de ser humano estarán bien”, aseguró con la sonrisa que solamente tienen los miembros de un culto.