Planeta Tierra – Millones de personas en el mundo están fascinadas con el divorcio de dos celebridades que para nada les afecta, y se jartarán comentando, posteando memes, y sobre todo, disfrutando ver cómo dos personas se tienen que enfrentar a la cruda realidad de que los últimos diez años invertidos el uno con el otro se fueron a la mierda.

Un mallete de juez

Nada alegra el corazón como el feo proceso legal de un divorcio. No. Sigan ahí, diviértanse con ese chisme. [Imagen suministrada]

“¿Escucharon? !Las dos megacelebridades comenzaron el proceso de divorcio hoy por diferencias irreconciliables! ¡Qué emoción!”, declaró Ramona Pérez, sin dejar de mirar Twitter para enterarse de las últimas noticias sobre este divorcio que para nada ayudará al progreso de su vida personal. “Yo no sé tú, pero no hay nada mejor que ver dos personas que una vez se amaron y fueron un equipo pelearse por la custodia de sus hijos y la división de sus pertenencias. ¡Y ni hablar del gozo en el alma de la pasada esposa del divorciado! ¡Me da una clase de emoción pensar en la satisfacción que debe estar experimentando esa chica ahora mismo! ¡Nada como el despecho de una mujer que nunca he conocido para poner un gozo en mi alma!”, aseguró.

Se reportó que un porcentaje alto de las mismas personas que no se pierden ni un solo reportaje sobre el divorcio de las dos mega celebridades pedirán discreción y espacio en sus futuros divorcios y se irán por el techo cuando otra gente comente y estén pendiente del chisme.