Washington, D.C. – Millones de estadounidenses se enteraron esta semana que son los orgullosos dueños de una mierda de compañía de carros americanos. Esto es así luego que la compañía General Motors se declarara en bancarrota, y como parte de esto, el gobierno de los Estados Unidos comprara 60% de la compañía. Por esta razón el pueblo americano es, para todos los efectos, el dueño mayoritario de la General Motors.

“Coño, yo que me guillaba de que nunca sería dueño de una mierda de carro americano, me clavé yo ahora”, se lamentó Ron Perlman, mientras le pasaba una segunda capa de cera a su BMW 325i. “¿Cómo voy a mirar con condescendencia ahora a mi vecino cada vez que lo vea afuera lavando su mierdita de Pontiac Sunfire? Mano, o sea, ¿que soy dueño de un fucking Chevy Cobalt?”. Le recordamos que GM también hace los Corvettes, a lo cual Perlman ripostó con una mirada de condescendencia y desprecio.

Ahora, todos los americanos son técnicamente dueños de una mierda de Buick. ¡Qué emoción, ¿no?!

Paramos en La Casa Blanca, y le preguntamos al Secretario de la Tesorería de Estados Unidos, Timothy F. Geithner, qué estarían haciendo para hacer de GM de nuevo el titán que otrora fuera. “Bueno, para empezar, podemos imponerle un impuesto de 100% a todos esos carritos europeos y japoneses que nos están comiendo los dulces. Podemos empezar por ahí. Oh, y muchos muñecos inflables. Ahora mismo tengo al Servicio Secreto instalando un mono gigantesco en el patio de la Casa Blanca, anunciando nuestro Monster Sale. ¡Eso nunca falla!”, aseguró.

Pronto veremos gorilas inflables en La Casa Blanca anunciando ventas monstruosas

“En verdad no entiendo el disgusto”, se preguntó perplejo el Presidente de los Estados Unidos y nuevo CEO de la GM, Barack Obama. “No es como si hubiéramos comprado una compañía con 200 millones de dólares en deudas. ¡Compramos una compañía con 172 billones de dólares en deuda, y eso es tremenda inversion, ¿no?! Y ya que estamos en el tema, ¿te interesa una ganguita? Tengo aquí un Hummer, que si lo guias en autopista todo el tiempo, le puedes sacar 15 millitas por galón. ¡Y te damos financiamiento no importa el crédito! ¿Qué tengo que hacer para que te vayas hoy de aquí en ese Hummer?”, preguntó Obama insistentemente mientras tratábamos de encontrar la forma de escaparnos del nuevo dealer de la GM conocido como la Casa Blanca.