Providence, Rhode Island – Intentando de replicar el sorpresivo éxito conseguido por la venta de muñecas hechas con la imagen de Sarah Palin, la recién anunciada candidata para la vice-presidencia por parte del Partido Republicano, la compañía de juguetes Hasbro ha sacado al mercado una línea completa de muñecos basados en figuras políticas, entre ellas John McCain y Barack Obama, según indicó Brian Goldner, CEO de la compañía.

“Como Obama camina sobre el agua, cura a los enfermos, y nos desarma con su carismática sonrisa, para su muñeco escogimos una versión modificada del Buddy Christ: sí, el ícono de Catholicism Wow!. En realidad es algo sencillo: ¡le ponemos un poco de tizne, le paramos las orejas dumbescamente, y ya estamos! Y para los que les gustan los embelecos electrónicos en sus muñequitos, nuestra figura de Buddy Obama Christ dispara por sus ojos rayos fotónicos de esperanza”, indicó Goldner. “Además, si lo aprietas (o le halas la cuerdita), repite como papagayo uno de los catorce discursos que Obama se ha plagiado hasta ahora“, añadió el CEO.

Un representante de Hasbro presentó el primer prototipo del muñeco de Obama a la prensa: “Facilito… el mismo molde del Buddy Christ con un poquito de betún en la cara y ya”, dijo mientras le ennegrecía la nariz. “¿Qué? ¡Podría ser peor! Podría ser un mono“, añadió

Para el modelo McCain, Hasbro ha decidido resaltar el patriotismo del también candidato presidencial, demostrado a cabalidad durante su tiempo como prisionero de guerra en Vietnam. “Este modelo está más enfocado al público adulto que le gusta el realismo en sus muñecos. El ‘POW-Action McCain’ tiene un judo-chop con su brazo inmóvil e incluye una jaula de bambú, en la que cabe incómodamente. Como bono, el paquete incluye a Anh Dung, el malvado vietnamita que grita ‘¡Muerte a América!’ y le mete un palo en el pie a McCain cada vez que halas la cuerda. ¡Realismo ante todo!”, dijo a la atónita prensa.

Ahn Dung con bayoneta para darle macacoa a McCain incluida. También te mira y te dice “Stupid Amelican!” con incomprensible pronunciación nasal vietnamita

A preguntas de El Ñame sobre si ya había comprado su muñeco de Obama, Hillary Clinton espondió que no, porque ya tenía uno: “Durante la campaña primarista, una madama de Nueva Orleans me regaló un muñeco de Obama, y todas las noches yo le espetaba par de alfileres. ¡Este muñeco es bien duradero!”, aseguró Clinton, añadiendo: “Pero ahora que lo pienso, espetarle alfileres al trapo de muñeco ese no me sirvió de tres carajos… ¡voy a tener que pedirle un rembolso a Madame Rousseux!”.

Esto es para que aprendan que nosotros no vamos para el infierno: los infelices que se inventaron esta cabronada, ésos sí