Skywalker Ranch, California – Agentes del FBI entraron a Skywalker Ranch en Nicasio, Californa y pusieron bajo arresto a los famosos directores George Lucas y Steven Spielberg, bajo cargos de crímenes contra la humanidad, luego de éstos haber masacrado el personaje de Indiana Jones en la nueva película “Indiana Jones And The Kingdom Of The Crystal Skull”. Fuentes informaron a El Ñame que la FBI recibió la confidencia de que ambos se encontraban en el rancho y los agentes se movieron rápidamente para ejecutar las órdenes de arresto en su contra antes que jodieran aún más algunas de sus venerables franquicias.

“No tenemos a nadie a quien culpar más que a nosotros mismos”, dijo el Secretario de Justicia de los Estados Unidos, Michael Mukasey, quien personalmente tomó control de este caso. “Tan pronto George Lucas hizo ‘Star Wars: The Phantom Menace’, cambiando nuestra imagen de Darth Vader del villano más grande de todos los tiempos a simplemente un pendejito llorón que quiere a su mamá, debimos haberlo arrestado.. pero qué carajo nos importaba una película para nerds. Debimos haber deducido que sólo era cuestión de tiempo antes que jodieran a Indiana Jones, el hombre al que todos los hombres aspiran ser… bueno, aspiraban ser, porque la franquicia ha sido por siempre masacrada”, dijo con un suspiro de resignación.


Señoras y señores, es imposible ver la trilogía original y no imaginarse esta cara de pendejo detrás de la máscara: ¡gracias, George!

Aparentemente, ya se le había dado un aviso al dúo de directores sobre no dañar el legado de Indiana Jones. “Esta carta fue enviada en 1984 a ambos directores, después del lanzamiento de ‘Indiana Jones And The Temple of Doom'”, aseguró Mukasey, sosteniendo el documento en sus manos. “Se les advirtió claramente que estuvieron bien bien cerca de joder la franquicia con el dichoso chinito que no dejaba de gritar ‘¡Dr. Jones! ¡Dr. Jones! ¡Mucho divertido!’. Ese nenito casi destruye la franquicia él solito. Se les aclaró igualmente que Indiana Jones era patrimonio del género masculino, y que la justicia caería sobre ellos si siquiera se acercaban a joder la franquicia de nuevo. Pues la jodieron, y aquí estamos”.


“¡Mucho divertido! ¡Mucho divertido!” ¡Cágate en tu madre, chinito cabrón!

La redada de la FBI fue efectuada justo a tiempo, ya que aparentemente algo aún más tenebroso se estaba fraguando en el rancho. “Encontramos un borrador de lo que se suponía iba a ser el quinto filme de Indiana Jones: ‘Indiana Jones and The City Of The Golden Duck: Featuring Howard The Duck'”, reveló Mukasey. “¿Ustedes se imaginan eso? ¿Howard The Fucking Duck junto a Indiana Jones? Eso es casi tan y tan ridículo como meter en una película de Indiana Jones a…. Bueno, mejor no se los digo, porque si no estaría choteándole a los que no han visto la película de Indiana Jones una parte fundamental de la trama. Y quiero que se caguen en la puta madre de George Lucas como hice yo cuando me di cuenta por dónde iba la película”, se quejó amargamente.


Una escena de “Howard the Duck”, demostrando que George Lucas tiene una mente bien bien enferma