Ciudad Vaticano, Roma – La Iglesia Católica ha anunciado nuevas medidas para lidiar con la falta de culpa que católicos a través de todo el mundo están exhibiendo. Esto, alegan, es evidenciado por el hecho de que cada vez menos católicos se confiesan. Esta tendencia es preocupante para los altos jerarcas de la Iglesia, quienes consideran que esta tendencia hace un flaco servicio a la percepción de que todos los católicos se sienten culpables por algo. Como punta de lanza de esta iniciativa, la Iglesia Católica anunció la creación de nuevos pecados capitales, entre los más recalcables, la contaminación al ambiente, la manipulación genética y la acumulación de riqueza excesiva. Los nuevos pecados y otras iniciativas fueron discutidas en una conferencia de prensa, y El Ñame estuvo ahí.


¿Eres católico y tienes trabajo sintiéndote culpable? ¡No te acongojes, que El Vaticano ya entró en acción para micromanejar tu vida!

“Pregunto: ¿cómo puede la Iglesia entrometerse hasta en los detalles de la vida íntima de sus feligreses, si no están estos dispuestos a divulgar sus intimidades a perfectos extraños?”, nos dijo el Arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, quien fue escogido para dirigirse a la prensa puertorriqueña. “Ya extraño las tertulias amenas que teníamos en mis tiempos de mocedad cuando depellejábamos a nuestros confesos en la cocina de la parroquia durante la cena. Esto de la gente no confesarse nos hace las cosas bien aburridas ahora. ¡Pero nada, volvamos al tema de sentirnos culpables!”.


“Así que hijo, a ver si entiendo… ¿le pegaste cuernos a tu esposa con Esther, la de Juanma? ¡Qué bochinche! ¡Que diga! Hijo, rézate un Ave María y tres Padre Nuestro, recuerda que Cristo te ama y no lo vuelvas a hacer”

“Yo creo que estos nuevos pecados nos ponen en muy buena ruta para hacer a los católicos sentirse culpables por todo de nuevo”, continuó el Arzobispo. “Un perfecto ejemplo es la drogadicción. El Vaticano no va a tolerar nada más la excusa pendeja de que esto es una enfermedad como cualquier otra. Es pecado, así que añádanlo a la lista. Tenemos también aquí la contaminación del medio ambiente, así que tú, sucio pecador, que vas para la playa este Viernes Santo en vez de ir a la Iglesia, acuérdate que dejar tiradas las latitas de Coors Light en la playa te va a mandar a un nivel más hondo del Infierno del que ya por sí te habías ganado”, dijo el Arzobispo.


Incluyendo a la contaminación ambiental en su lista de pecados, la Iglesia Católica ha vuelto esto una cuestión de qué tan hondo en el Infierno van a acabar los boricuas que pasan Semana Santa en la playa

Sin embargo, no todos los pecados en la lista son difíciles de evitar, como nos explicó el Arzobispo al hablarnos del nuevo pecado de acumular riquezas excesivas: “La Iglesia condena enérgicamente acumular bienes materiales de forma excesiva, y lo incluye apropiadamente en la nueva lista de pecados. Sin embargo, éste es un pecado en particular que no le aplica a la gran mayoría de nuestros feligreses. Esto es porque la línea de ‘riqueza excesiva’ ha sido formalmente definida por el Santo Padre como cualquier riqueza que exceda las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica, y esto está fuera del alcance de la inmensa mayoría de nuestros feligreses, así que en ésa se pueden relajar un poquito. ¿Qué? ¿Se creían que le íbamos a regalar la Ciudad Vaticano a Roma, irnos para un monasterio y llevar al Papa pa’rriba y pa’bajo en un Yugo en vez de un Mercedes? ¡Ilusos!”, aseguró.