Cambridge, MassachusettsHarmonix, la compañía de videojuegos que ha publicado el exitoso juego “Rock Band” (el cual te permite “tocar” instrumentos junto a tus amistades simulando pertenecer a una banda de rock), ha anunciado que próximamente tirará al mercado su secuela, titulada “Rock Band Rehab”. En ésta esperan poder capturar la esencia de lo que le sucede a una banda de rock pasada de moda cuando sus integrantes están todos en rehabilitación por diferentes tipos de adicción.

Casey Smith, el gerente general de Harmonix, habló sobre el proceso que los llevó a desarrollar este nuevo producto: “Cuando sacamos el juego ‘Guitar Hero’ y vimos lo mucho que le gustaba a esta zafra de geeks darle a unos botoncitos en un controlador en forma de guitarra a la misma vez que bolitas con colores bajan por la pantalla, inmediatamente supimos que ésta sería una franquicia a la cual podríamos sacarle provecho. Claramente la extensión natural de darle a botones cuando bajan rayitas de colores por la pantalla es hacer la misma pendejá’, pero a la misma vez que otros geeks hacen lo mismo con sus respectivos ‘instrumentos’: de ahí nació ‘Rock Band’, donde puedes fingir que tú y tus amigos son leyendas del rock, y no unos manduletes que pierden horas jugando videojuegos en vez de aprender a cómo tocar un instrumento verdadero y tener sexo con mujeres”.


“Rock Band”, combinando la emoción de ver rayitas de colores bajando con la destreza de fingir tocar un instrumento

Buscando cuál sería el próximo paso en esta trayectoria de simulación de vida glamorosa, Smith sugirió simular el descenso inexorable de todas las bandas de rock en los excesos, la drogadicción y el alcoholismo: “Con ‘Rock Band Rehab’ queremos sumir al jugador en lo que sería vivir la vida de Axl Rose después que a ‘Guns N’ Roses’ no lo procuraban ni en fiestas patronales, o la de cualquier cantante de uno de esos hair bands de los 80’s quien, después de poder tirarse a cuanta jeva quisiera en su época de fama, ahora no puede meter ni en una cárcel de mujeres. Queremos que el jugador sienta lo que es estar empericao, trepao en las nubes después de un cantacito, y luego estar en withdrawal imaginándose cosas horripilantes, como que le caminan arañas encima, o que no tiene conexión a Internet”.


A la izquierda, Axl Rose cuando era un mamo en el apogeo de su vida; a la derecha, después del amansaguapo de no ser ya el ídolo que antes era

El nuevo juego le permitirá a sus jugadores asumir diferentes roles: el vocalista presumido que se va del grupo para hacer su carrera de solista, y al grabar un solo disco que no pegó ni con chicle, empieza a usar cocaína; el guitarrista adicto al sexo que se cree que es mierda y no llega a peo (razón por la cual lo botan de la banda); el bajista que nadie recuerda y que por ende se vuelve un mafutero malo; y el baterista que, luego de perder un brazo en un accidente automobilístico, se vuelve un alcohólico y termina pegándose un tiro. Los jugadores que han podido jugar el prototipo del juego han atestiguado que en efecto es una experiencia espeluznante, “como ver a Joan Rivers de cerca y sin maquillaje”, añadiendo que “la vida de un roquero después de sus años de fama está de pinga”.


Joan Rivers, de cerca pero con maquillaje: ¡uy!

Si le sale bien la movida, Harmonix piensa exprimirle el jugo a la franquicia, explorando incluso otros mercados: “Por ejemplo, dado el furor cibernético creado por el juego ‘Güiro Hero’ de JWT, pensamos que podríamos incursionar en el mercado puertorriqueño con ‘Parranda Band’, donde los jugadores podrán tocar los palitos, las maracas, el cuatro, o el güiro: ¡claro que nuestro juego será más difícil que ‘Güiro Hero’, porque en nuestra versión no te vamos a dar puntos si dejas la puya quieta!”