San Juan, Puerto Rico – Aparentemente esperanzado en que la mayoría de sus fanáticos aún no sepa que su carrera musical murió hace dos décadas, el fabuloso cantautor extraterrestre Wilkins anunció ayer su octavo retiro de los escenarios mundiales, esta vez luego de casi setentainueve años de carrera musical en los que millones de fanáticos disfrutaron inmensamente la oportunidad de ignorar su música por completo.


Un apesadumbrado Wilkins anuncia su retiro del mundo del espectáculo a casi exactamente veinte años de haber fallecido su carrera musical, cuyos restos mortales reposan al lado de las carreras de Yolandita Monge, Dagmar y Rafael José

“Es el momento decisivo de toda mi carrera. El entregar mi vida no ha sido fácil, pero el hombre que vive en mí necesita detenerse”, comenzó diciendo el Divino Rockmántico en rueda de prensa convocada, irónicamente, para anunciar su próximo concierto en el Centro de Bellas Artes. “Son ya casi ocho décadas ininterrumpidas entregándome a legiones de fanáticas delirantes, extasiadas bajo el mágico trance de mi seductora voz y envueltas entre mis brillosos rizos de cabello Soul-Glo“, recordó sobre sus tiempos de gloria el cantautor, casi sin poder contener su sincero llanto. “Ya no me queda nada por hacer, lo he hecho todo…”, expresó el cantante, a lo que su representante artístico, Tony Mojena, se apresuró a añadir que “todo, excepto el gran concierto de despedida que tenemos pautado para el 14 de febrero en el Centro de Bellas Artes, titulado ‘Wilkins – Respiraré’, y que comenzará a las nueve de la noche: ¡compra tus boletos ya!”

Sobre éste, su octavo recital de despedida en veinte años, Wilkins declaró que estará “más sexy que nunca”, y añadió que “será una noche mágica donde la musa se apoderará de nuestras almas una última vez, y seremos todos uno, abriendo del todo el telón de fondo del mito virginal. ¡Pero recuerden que, a diferencia de mis conciertos de despedida anteriores, este es El Último Concierto! Boletos a la venta en TicketPop, SuperFarmacia Modelo y Supermercados Conchita”, terminó diciendo el seguramente ídolo de multitudes.


El evidentemente eterno Rockmántico, Wilkins, luciendo muy juvenil en el afiche promocional de su concierto de “despedida”: aunque la persona detrás de Wilkins no fue identificada, se especula que podría tratarse de algún integrante del Conjunto Quisqueya

Por otro lado, varios miembros de la clase artística del país reaccionaron a la noticia con evidente pesar, aunque algunos se mostraron algo confundidos por el momento en que se da el anuncio. “¿Que Wilkins se va a retirar? Pero, ¿y cuándo volvió?”, se preguntó la polifacética animadora Dagmar, cuya carrera musical falleció para la misma época que la de Wilkins. “¿Y a él no lo habían enterrado en un castillo en Argentina, o algo así?”, se preguntó, reflejando la creencia general del público puertorriqueño.

Sin embargo, la cantante nacional, Lucecita Benítez, no se sorprendió del todo con el anuncio, y hasta se mostró solidaria con los continuos retiros de Wilkins. “Yo siempre caigo en ese pescaíto”, afirmó pícaramente Lucecita, mientras se comía un cuerito de lechón. “En las siete veces anteriores que Wilkins ha anunciado su retiro yo he comprado boletos para sus conciertos de despedida. La última vez hasta sacó un CD de éxitos y yo lo compré. De hecho, el otro día iba yo en mi carro más soná’ que pandereta de aleluya, escuchando ese CD y por estar cambiando de canción le di un macetazo a una guagua de la AMA“, admitió entre sorbos de Medalla.

Al cierre de esta edición no habían podido ser confirmados insistentes rumores sobre los retiros de Chucho Avellanet, Lourdes Robles, Lissette y Nydia Caro. Por su parte, Lou Briel no contestó preguntas sobre el supuesto rompimiento de su grupo, Anexo 3. Por otra parte, Cher y Barbra Streisand, otras cantantes que también han tenido una larga carrera de “conciertos de despedida”, se expresaron molestas: “Al Wilkins ése que deje este julepito: ¡la pendejá’ de andarse retirando ‘por última vez’ cada par de años es nuestra!”