Madrid, España – El Rey de España, Juan Carlos I, luego de mandar a callar al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez I, en la XVII Cumbre Iberoamericana , ha emprendido una “Gira Real de la Verdad” en la que se dedicará a “decirle la verdad en la cara a la gente, le guste o no”. El Rey se inspiró para realizar esta gira en la cantidad de comentarios positivos que ha recibido su acción de honestidad espontánea que empezó a recibir casi inmediatamente que el video de su exabrupto fuera diseminado por el Internet.


Juan Carlos I, Rey de España y Cantador de Verdades

“Yo de redes cibernéticas no me entiendo mucho”, confesó el monarca, “pero tengo que admitir que me mola esto del YúTub y cómo sirve para diseminar la verdad. Es por eso que he iniciado mi ‘Gira Real de la Verdad’ para decir lo que pienso, sin pelos en la lengua, a diferentes personas que merecen un buen escarmiento, asegurándome de grabar el evento para luego difundirlo por la Internet”. Rememorando sobre el incidente con Hugo Chávez, el Rey dijo que “fue una experiencia catártica eso decir en voz alta lo que todo el mundo quería decirle al bocón montuno de Chávez, pero sin atreverse. Me parece que el mundo necesita más viejitos cascarrabias como yo que se pongan a cantarle la verdad a la gente y a los que le vale madre lo que piensen los otros. Además, yo soy el Rey, o sea que no les va a quedar más remedio que chuparse ésa en lo que les mondo la otra”.


Don Juan Carlos dándole un tapaboca a Chávez

La primera parada de Don Juan Carlos fue un concierto del grupo irlandés U2 en Madrid, durante el cual el Rey se subió a la tarima en medio espectáculo y le dijo a Bono, el vocalista de la banda y famoso filántropo trotamundos: “¡Jolines, cuando yo pago cien estacas para ver un concierto de U2, es para escuchar tus canciones, no para que me des un sermón sobre el medio ambiente o para que me hagas sentir culpable para que ayude a los niños pobres de África! Mira que para cargos de conciencias y para hacernos sentir que no valemos nada, ya están los curas católicos y las madres hispanas. Así que Bono: ¿por qué no te callas… y te pones a cantar? Y además”, añadió en medio del aplauso eufórico del público presente, “quítate esas malditas gafas de sol, que son las nueve de la noche y pareces un jilipollas”. Acto seguido, el monarca se tiró sobre la turba de espectadores, quienes lo cargaron en brazos en medio de vítores y gritos de “Bono, ¡canta más y sermonea menos!”


Bono, luciendo como un jilipollas con sus gafas oscuras

Luego de ese mangue que le dio a Bono, le tocó el turno al comentarista político Bill O’Reilly. Don Juan Carlos se apareció sin ser invitado al estudio de grabación del programa “The O’Reilly Factor”, y mientras las cámaras rodaban, le dijo al comentarista: “Tú, el cabezón con cara de amargado: aunque nunca he visto tu programa (dado que hasta TVE tiene estándares y no lo transmiten), por lo poco que he visto de ti en YúTub me parece que eres un racista arrogante e ignorante. Así que O’Reilly: ¿por qué no te callas… y te vas a la mierda?” El Rey se fue del estudio tan rápido como llegó entre los ensordecedores aplausos de los conserjes que se encontraban presentes; O’Reilly, sin embargo, no entendió ni media palabra de lo que le dijo el monarca al no hablar español (a pesar de considerarse ahora “panita fuerte” de los boricuas).


El comentarista Bill O’Reilly, post-mangue, preguntándose quién carajo era el viejo que se le metió en el estudio

Don Juan Carlos dice que ahora irá a la Casa Blanca a darle “un mangue baja-mocos” a George W. Bush: “Que se prepare Jorgito, porque yo no seré como los chupamedias de los que está rodeado: yo se las cantaré clarititas y como se me ponga con cosas, le repartiré cinco ostias”.