Inglewood, California – Autoridades del cementerio de Inglewood anunciaron esta mañana que la tumba del afamado abogado criminalista Johnnie Cochran fue desecrada y que su cadáver fue removido de la tumba por nada más y nada menos que O.J. Simpson. La policía de Los Ángeles ha determinado que aparentemente luego de pagar fianza en Las Vegas por los cargos de secuestro agravado que pesan en su contra, éste manejó directamente a Los Ángeles y se robó el cuerpo. “Tenemos varios testigos empleados del cementerio que lo vieron meter el cadáver en el baúl y gritando que Johnnie lo iba a salvar de nuevo. Cuando trataron de detenerlo, éste les gritó que se alejaran, si no querían, y citamos, ‘que los cortara a ellos también’. Temiendo por sus vidas, éstos se alejaron de él, y Simpson se fue del lugar con el cuerpo”, informó el detective M. Fuhrman de la Policía de Los Ángeles.


O.J. Simpson y Johnnie Cochran, en tiempos más felices cuando la vida era más sencilla: sólo tenían que convencer a 12 idiotas que las pruebas de DNA son solamente 99.9999 por ciento efectivas

“Exhorto a O.J. que entregue mi cuerpo y lo deje descansar en paz”, nos dijo la figura espectral de Johnnie Cochran en séance exclusivo con El Ñame. “Aunque me gustaría decirle a O.J. que lo defenderé nuevamente, esto no es posible. Luego de mi exitosa defensa de Dios en Nebraska, se me ha ofrecido la gran oportunidad y reto de ser el abogado oficial del Diablo, por lo que mis servicios no están disponibles. Pero Robert Shapiro está vivo todavía: que hable con él, que estoy seguro que él le brega el caso de nuevo”, nos dijo antes de desaparecer en una bola de fuego y dejando un fuerte olor a azufre.


Robert Shapiro, otro de los abogados principales de O.J. Simpson junto a Cochran en 1995: cuando el abogado del mismo Diablo no está disponible, él es tu hombre

El cadáver de Cochran fue eventualmente encontrado en una cuneta, con una grabadora en su interior tocando una grabación del legendario Chewbacca Defense. “Gracias a Dios que encontramos el cuerpo. Aparentemente ése era su plan: poner el cadáver frente al nuevo jurado recitando el Chewbacca Defense. ¡Dios mío, hubiera funcionado!”, aseguró un aliviado detective Fuhrman.


Foto del cadáver de Cochran como fue encontrado en la cuneta: “Ladies and gentlemen of this supposed jury, it does not make sense! If Chewbacca lives on Endor, you must acquit! The defense rests“, repetía sin parar la grabadora en su interior