San Juan, Puerto Rico – La baladista sextagenaria Yolandita Monge, con tal de no dejarse opacar por el escándalo causado por la diseminación de un video sexualmente explícito protagonizado por su hija Noelia, ha decidido filmar y publicar su propio video pornográfico, para el horror de todo aquél que no carece de visión.

“Que sepan todos aquí que yo llevo siendo la más putonga en esta familia desde cuando la nenita ésta todavía se estaba cagando encima”, declaró airada Yolandita refiriéndose a su hija, en un derroche de orgullo mal colocado. “Yo era la que me vestía sexy y daba de qué hablar, e incitaba a los hombres a la lujuria con mi tetamen y carita de yonofuí… para que venga esta mocosa mimada a filmar mientras se la tira un africanito pingón y trate de hacer más escándalo que nadie”.


Yolandita, apuntando a su cuello de gallina y asegurando enfáticamente: “¡La más corbejo aquí soy yo!”

En el video de Yolandita, visto por pocos y apreciado por ninguno, figuran ésta y su actual esposo, Carlos “Topy” Mamery, haciendo lo posible por simular intensidad sexual. Por ejemplo, en una escena se escucha a Yolandita decir: “¡Dale, Topy, que tú puedes! ¡Eso no es na’, Papito: tómate otra Cialis, que yo espero!”, y en otra parte se nota que hubo una escena editada mientras a Yolandita se le quitaba un calambre en la batata y se reajustaba los pellejos colgantes. Por el lado positivo, el video finalmente confirma la sospecha de muchos de que, después de tantas intervenciones de cirugjía plástica y estiramientos faciales, ya el ombligo de Yolandita le iba por la mitad del pecho.


Topy Mamery, el esposo de Yolandita, risueño antes de enterarse de que él también tendría que formar parte de esta afrenta al buen gusto que es el video de Yolandita

Las críticas de los que han tenido la desdicha de ver el video han sido esencialmente cónsonas: “Repugnante”; “Me vomité en el teclado”; “No me gusta el granny porn, fóchila”; y “Siento que han violado a mis pupilas con una botella rota empapada en yodo”. Incluso hombres de mayor edad han manifestado que “si quisiera ver carnes flácidas y arrugas por to’s la’os, me bastaría con ver a mi mujer: ¿para qué pagaría por eso?”


Escena del video cuando, desgraciadamente, Yolandita se quita su bata negra y desata sus arrugas a todo dar

En temas relacionados, se ha descubierto finalmente la identidad de la persona que divulgó el video pornográfico de Noelia: nada más y nada menos que su propio cirujano plástico, quien quería enseñarle al mundo su obra maestra: “Miren cómo se quedan ahí, paraítas y quietecitas”, dijo el doctor mientras veía el video por enésima vez, asombrado él mismo de su propia destreza de cirujano.


Noelia, la hija de Yolandita, llorando amargamente de que su madre sea más cochofle que ella misma

Por su parte, el video porno de Yolandita Monge, titulado “Estaré Vieja Pero Todavía Estoy Rica” está a la venta en Old Farts ‘R Us y en las cadenas Pitusa.