Bumblefuck, Ohio – Después de varios años de intensa búsqueda, finalmente se ha descubierto que un tal Peter Cameron es el mamao que se la pasa comprando productos promocionados a través de correo electrónico no solicitado (mejor conocido como “spam“), así alentando a quienes lo envían a seguir mandándoselo a todo el mundo.


Desde su modernísima computadora, Peter Cameron ha logrado, por sí solo, mantener a flote las operaciones de los comerciantes que se promocionan a través de spam

“Siempre me pregunté quién carajo sería el pendejo que compra las porquerías ésas que me tratan de vender por correo electrónico”, admitió John Struthers, el que descubrió al maldito mamao. “No pude creerlo cuando vi a mi ex-amigo Pete emocionadamente leyendo su correo electrónico y buscando en su ‘junk folder‘ para ver cuáles ‘tremendas ofertas’ podía conseguir: él siempre me tuvo cara de mamao, pero esto simplemente lo confirma más allá de toda duda”.

El Doctor Edwin O’Neil, dirigente del Instituto de Investigación Sobre el Spam y el Malparido que lo Perpetúa, se encuentra muy contento de que Struthers se haya comunicado con su oficina para delatar a su ex-amigo Pete. “Hemos estado buscando por años y años al que llamábamos el ‘Pendejo Cero’, ese elusivo especimen que hacía que los inescrupulosos comerciantes que se promocionan a través de spam hicieran suficiente dinero como para mantenerse a flote. Piénsenlo”, expuso el Doctor, “si nadie comprara lo que anuncian, les saldría demasiado caro mandar tanto correo electrónico… o sea que la única razón por la que existe el spam es por culpa de Peter Cameron, que dicho sea de paso vive en 498 Sutherland Drive, Bumblefuck, Ohio, por si acaso quieren visitarlo y ‘darle las gracias'”.


Ahora que se desenmascaró la identidad del ‘Pendejo Cero’, el Instituto de Investigación Sobre el Spam y el Malparido que lo Perpetúa se dedicará única y exclusivamente a hacerle la vida imposible, por habernos jodido a todos

“En realidad no sé si detestar al ‘Pendejo Cero’ o tenerle lástima”, confesó meditabundo el Dr. O’Neil. “Siempre imaginé que éste sería un hombre impotente, de pene pequeño y que no se graduó de universidad y que está buscando remedio para todos sus problemas comprando cosas de extraños que le escriben mensajes electrónicos… es algo triste si lo piensas un poco. De todos modos, el tipo está cabrón, y por si se les olvidó, vive en 498 Sutherland Drive, Bumblefuck, Ohio”.

Cameron, por su parte, no se muestra penitente ante el desapruebo de su amigo John o las llamadas amenazantes que ha recibido desde que se hizo público su secreto. “Confieso que inicialmente me preguntaba por qué me llegaban mensajes de gente desconocida ofreciéndome añadirle cuatro pulgadas a mi pene y Viagra para que finalmente se me pare: al principio pensé que mi ex-esposa se había puesto a bochinchear por ahí y a hacer públicas algunas cosas sobre mí. Pero luego me llegó un mensaje de una muchacha rusa que me dijo que me encontraba guapo y que si quería verla podía ir a una página ahí y pagar por hablar con ella y conocerla mejor, y lo de la bombita agrandabichos y la Viagra parecían ser una inversión en el futuro. Además”, añadió orgulloso, “me hice amigo de un príncipe nigeriano y pronto me van a llegar un chorrete de chavos, que pagarán por los miles de dólares que he gastado ya”.


Esta tierna e inocente muchachita rusa es, supuestamente, la que contactó a Peter Cameron por encontrarlo, en sus propias palabras, “mucho guappo y mucho intelligenkte”

Ante dicha reacción de Cameron, el Doctor O’Neil se está prestando a generar mensajes electrónicos de distribución masiva conteniendo la información de contacto del ‘Pendejo Cero’ y exhortando a los destinatarios que le regalen a éste ‘una buena majada de hocico’.