Washington, D.C. – Observando horrorizados cómo Donald Trump hizo una velada referencia al tamaño de su pene al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, adultos aterrados por todo el mundo le pidieron a los Tres Reyes Magos que le regalen un pipí grande a Donald Trump. Estos tiene la esperanza que esto acabara con su jodío complejo y deje de amenazar con holocausto nuclear a Corea del Norte nada más para probar que él tiene el bicho más grande.

Los Tres Reyes Magos siguiendo la Estrella de Belén

Desde que éramos ninõs y niñas chiquitos no hemos querido tanto que los Tres Reyes sean verdad. [Imagen suministrada]

“Queridos reyes”, pidió Pedro Torres, residente de Guayanilla, “le pueden dar a los camellos toda la yerba crecía que tengo atrás en el solar. Lo único que quiero es que le den a ese chiflado un pipí bien grande. Tan grande que ese cabrón no sienta la necesidad de probar su hombría con bombas termonucleares. ¡Que esté tan cabrón que hasta le saque una jodía sonrisa de una vez a Melania! Ok, a lo mejor estoy pidiendo demasiado con eso último… ¡pero ustedes saben de lo que hablo!”, imploró, aludiendo a la claramente amargada primera dama.

“Reyes Magos, ustedes nunca me fallaron cuando yo pedía el último He-Man. ¡No me fallen ahora!”, exclamó, abrazando a sus hijos, quienes solo quieren Pokemons de regalo de Reyes, no morir en un holocausto nuclear.