San Juan, Puerto Rico – El Senado de Puerto Rico, probando nuevamente lo imprescindible que son, estarán lanzando una investigación sobre por qué colapsaron las comunicaciones durante el paso de cabrón un huracán categoría cuatro y casi cinco. Estos genios seguramente nos darán una razón aparte de “sopló un viento cabronamente duro y todo se jodió”.

Cómo un huracán categoría cuatro jodió las comunicaciones en Puerto Rico siempre será un misterio.

“Hoy, esta legislatura prueba sus quilates”, aseguró el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. “Esta legislatura se dispone a averiguar por qué un huracán con vientos sostenidos de 150 millas por hora y ráfagas sobre 200 millas por hora jodió las comunicaciones del país por más de un mes. El misterio de cómo uno de los diez peores huracanes en la historia de la humanidad arrasó con cuanta torre de celulares había por ahí solo puede ser resuelto por nosotros, la legislatura de Puerto Rico. De hecho, puedo informar que hemos descubierto que sopló viento con cojones y partió las torres. Pero esto es solo preliminar. Falta mucho qué investigar”, aseguró.

Este periódico puede informar en exclusiva que el Senado ha descubierto que cuando sopla viento bien duro, todo se rompe, y que no vacilarán en gastar el dinero del pueblo para determinar que en el futuro, debemos crear un sistema que no sea vulnerable a los vientos.