San Juan, Puerto Rico – En una movida que no tiene nada que envidiarle a el Grinch de Dr. Seuss, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) protestó la emisión de bonos de Navidad de parte del gobierno porque primero, no los consideraban prudentes, y segundo, y citamos “Aquí nadie va a ser feliz, hasta que nos paguen, coño!”.

¡Aquí la única feliz puede ser Natalie Jaresko con su sueldazo de 625 mil dólares al año! [Imagen suministrada]

“Primero que nada, es irresponsable que en tiempos tan apretados como estos, se emitan unos bonos sin asegurarse que cada una de las 625 mil estacas que se gana la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, hayan sido pagadas”, recalcó el presidente de dicha junta, José B. Carrión.

“No solo eso, pero esta junta no se paga sola. Hasta ahora ha costado sobre 31 millones de dólares en lo que va de año. Es irresponsable de este gobierno que pongan en riesgo mis inversiones… que diga, esta inversión para el pueblo que es la Junta, poniéndose a pagar bonitos a tutiplén por ahí sin ningún tipo de SUPERVISIÓN”, siguió despotricando Carrión. “Mi consejo es que dejen de estar tratando de darle felicidad a la gente y se pongan a ponernos felices a nosotros”, aconsejó.

Como siempre, este periódico les recuerda que por más cabrón que esté esto, Mañana Será Peor™.

Tags en Blogalaxia: