San Juan, Puerto Rico – El Congreso de los Estados Unidos continúa “ayudando” a Puerto Rico, esta vez aprobando una asistencia económica que consiste en un préstamo de $4,700 millones de dólares, porque lo que más necesita este país es endeudarse más. Esto es consistente con las ayudas que la capital concede al país, que por alguna razón, acaban haciendo más ricos a las corporaciones de la Gran Nación.

No ayuden tanto, cabrones. [Imagen suministrada]

“Lo que estamos siguiendo aquí es el mismo sistema que seguimos con los menos afortunados en Estados Unidos”, explicó Paul Ryan, líder de la Cámara. “Los dejamos coger prestado de loan sharks a intereses exorbitantes para que puedan tener que comer al principio de la quincena. Después en la próxima necesidad, pues cogen aún más prestado a interés compuesto, y… Voilà! Los tenemos por las bolas dependientes de nuestras ‘ayudas’. Ustedes comen, el gobierno gana interés y el dinero prestado va directamente a compañías en Gringolandia conectadas a nuestros donantes como Whitefish. Eso es lo que yo le llamo un win, win… ¡bueno, para nosotros!”, exclamó.

Este periódico les señala que lo que hay que recordar aquí es que no importa qué tan mala esté la cosa, mañana será peor.