San Juan, Puerto Rico Ante el paso inminente del Huracán Irma, los puertorriqueños se han tirado a la calle a buscar con éxito sus artículos de primera necesidad tales como hielo, agua, baterías, pan soba’o, salchichas Carmela y muchas Medallas y Coors Light. Sin embargo, aún con una demanda que hace opacar a los demás artículos, nadie puede encontrar quién les venda Internet de emergencia.

¿Y qué? ¿Ya le rezaron a Dios pa’ que ese huracán le toque a otros y no a ustedes?

“Ok, estoy ya paniquea’o. ¿Pa’ qué carajo me sirve la planta eléctrica de la casa si no tengo conexión a las redes?”, se lamentó Raúl Castro, quien acababa de llegar de Walmart después de buscar Internet enlatado sin éxito. “¿Cómo voy a postear en Facebook que en casa está peor que en cualquier otro sitio? ¿Cómo pretenden que publique un video en vivo desde el balcón de casa, dándome un palo de Bacardí en medio de vientos huracanados, para interrumpirlo y poder dejarlos deseando más? ¿Cómo carajo voy a tener un strong social media game?”, lloriqueó.

Ya que han podido leer esta noticia antes de que se les vaya la luz por el resto de la semana, este periódico les exhorta a no meterse a changos y que se queden quietecitos en su casa, sanos y salvos. Se nos cuidan, gente.