Orlando, Florida – Hastiada ya de seguir siendo blanco de tormentas tropicales y huracanes, e incentivada por el posible paso del huracán María, la Isla de Puerto Rico decidió tomar la misma difícil decisión que miles de sus habitantes, y mudarse a Orlando.

“¡Ya está bueno de tanto abuso!”, declaró hastiada la Isla de Puerto Rico. “Todavía no me he recuperado del paso indirecto del huracán Irma, y ya estoy viendo proyecciones del huracán María que no me gustan para nada. ¿Para qué continuar aquí en el medio del Caribe y seguir siendo blanco fácil de cuanto sistema meteorológico le dé la gana de seguir azotándome — y pa’ colmo seguir, sufriendo de estos calores endemoniados? ¡N’homb’e, no!”. Acto seguido, se reportó que la ínsula caribeña empacó sus motetes y compró el primer boleto de avión en dirección a Orlando, “que aparentemente debe ser un paraíso terrenal, a juzgar por el gran número de mis habitantes que ya se fueron pa’llá”.

No se sabe cuándo llegará la Isla de Puerto Rico al estado de Florida, o cómo logrará instalarse en lo que a todas luces es una masa terrestre ya completamente ocupada, pero lo cierto es que millones de boricuas celebraron la movida. “Yo me iba a mudar pa’ Orlando ya mismo énigüei”, confesó Nazaré Fernández, “pero si se va la Isla completa, ¡mejor, porque me ahorro los chavos y el dolor de cabeza de tener que empacar!”. Solamente los residentes de Vieques y Culebra están en veremos, porque aún no saben si formarán parte de la mudanza de bienes raíces. “Todo depende de si JetBlue me permite meterlas como carry-on“, explicó Puerto Rico, refiriéndose a la Isla Nena y a Como Rayos le Digan a Culebra, “¡porque la madre mía va a meterlas en la maleta y pagar por el sobrepeso!”.

Puerto Rico tras mudarse a Orlando

La Isla de Puerto Rico, como lucirá luego de que se acomode en Orlando. [Imagen Trilií® cortesía de El Rata (basada en una imagen en el dominio público)]

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que la Isla de Mona no formará parte de la relocalización isleña: “A esa la voy a dejar pullú’a allá en el Caribe y se va a quedar solita: ¡ella sabe lo que hizo!”, sentenció Puerto Rico con un tono que indica hay un chismecito jugoso detrás.