Charlottesville, Virginia – El enfrentamiento entre protestantes y nazis la semana pasada que cobró la vida de tres personas sucedió, según científicos, porque aparentemente hemos caído en un hueco temporal, causando que estemos hablando de nazis (¡foquin nazis!) en el 2017.

Personas que se encontraban protestando a favor de la remoción de una estatua de Robert E. Lee, general sureño en la Guerra Civil estadounidense, fueron agredidas por grupos extremistas blancos, miembros del Ku Klux Klan (KKK) y neonazis, quienes incluso arremetieron contra los manifestantes con un carro, atropellando mortalmente a tres de ellos. A pesar de que esa oración debería resultarle insólita a cualquier persona que posea un calendario que confirme que estamos en el 2017, científicos pudieron confirmar que simplemente hemos caído en un hoyo en el continuo espacio-tiempo que tuvo como resultado que de nuevo palabras como “nazis” y “la KKK” aparezcan cotidianamente en nuestros periódicos.

Manifestantes del Ku Klux Klan

¿Foto del Ku Klux Klan en el Chicago de los 1920’s, o foto del Ku Klux Klan en el Charlottesville de la semana pasada (quizás pasada por un filtrecito en blanco y negro de lo más artsy)? [Imagen suministrada]

“En el campo de la física espacio-temporal siempre se ha hipotetizado que el tiempo solo progresa hacia adelante de manera lineal y unidireccionalmene”, explicó el Dr. Ion Paulik del Instituto Checo de Investigaciones Baladís, quien aparentemente está bien pega’o porque también lo mentamos la semana pasada. “Sin embargo, hechos recientes han comprobado más allá de toda duda de que nos encontramos en un nadir en la curva de espacio-tiempo, lo que allá en el campo llamarían ‘tremendo joyanco’. Esto quiere decir que el tiempo no progresa irremisiblemente hacia al frente, como solía hacer, sino que en efecto podría hasta retroceder, o, como decía mi abuelo, ‘ir pa’trás como el cangrejo’. Cualquiera diría que ya la KKK hubiera desaparecido, que no habría suficientes extremistas blancos como para hacer alboroto, y que la palabra ‘nazi’ solo pudiera usarse en el contexto de libros de historia o de fanáticos acérrimos de la gramática… ¡pero no, helos aquí todos juntitos en un solo artículo noticioso, como si el calendario rezara 1940 y pico!”.

Por otro lado, millones de afroamericanos a través de los Estados Unidos simplemente rodaron los ojos al oír la conclusión de los científicos espacio-temporales: “Hay que ser bien blanquito o tener la cabeza bien metida bajo la arena para sorprenderse de que este tipo de sabandijas existan todavía y que aún tengan la fuerza de cara de salir en público y hacer escante. Es más, ¡basta solo con haber visto las últimas elecciones!”.