Washington, DC – Ante los ojos horrorizados de residentes de la capital, los abogados de Donald Trump se están tirando de un risco, luego de que este admitiera esta mañana en Tuíter de que sí se encuentra bajo investigación de la FBI, contra todo consejo de ellos.

Trump-Tweet-2017-06-16-at-9.12.38-AM

Nos acordamos de cuando Marco Rubio nos decía que sería traumatizante elegir a una candidata que podría estar bajo investigación del FBI. Tenías razón, Marco. Es un cabrón trauma.

“Pero… pero… si yo le dije que se quedara calla’o… ¡No puedo bregar con esto to’s los días! ¡Adiós, mundo cruel!”, gritó uno de los abogados mientras se tiraba de lo que pasa por un risco en D.C.: un muerto en la carretera. “Nooooo… ¿por qué sigo vivo? ¿Y por qué está sonando mi celular? No, yo no quiero ir a la Casa Blanca a bregar con esto. No, por favor. No. Make it stop!!”, lloriqueó, tira’o en la carretera al ver fracasar su futil intento de acabar con su miseria.

Pudimos observar a los desdichados abogados dirigirse al Old Ebbitt Grill a emborracharse desde ahora para el güikén. También se informó que en estos momentos el Jefe de Estado Mayor, Reince Priebus, está desayunando copiosas cantidades de Cheerios con Baileys y se reunirá con los abogados cuando acabe su mierda de viernes.