Washington, D.C. – Ante la completamente inesperada noticia de que el nombre de Puerto Rico no sale ni en los centros espiritistas en los proyectos de ley propuestos por el congreso republicano, el directo del Puerto Rican Federal Affairs Administration (PRFAA), Carlos Mercader, informó que se disponen a usar todas las herramientas disponibles al Estado Libre Asociado para lograr inclusión en las medidas legislativas. Dado que somos una trapo de colonia, la estrategia consistirá primariamente en pararse a mendigar frente a la Casa Blanca.

¡Nuestro acceso a las áreas aledañas a la Casa Blanca rendirán frutos! ¡Estamos seguros! [Imagen suministrada]

“¿Te sobra alguna provisioncita para Puerto Rico en Trump Care? ¿Tal vez un algún crédito contributivo? ¡Mira, que te podemos devolver el favor con votantes en Florida!”, pedía Mercader, junto a otro personal de PRFAA que se encontraba en las diferentes aceras alrededor de la Casa Blanca y el Capitolio mendigando a cuanto staffer de bajo nivel pasaba.

“Dado que somos una colonia, nuestras opciones no son muy variadas”, explicó el funcionario, extendiendo su mano a otro staffer. “Así que tenemos que ponernos creativos. Oye: ¡a lo mejor podemos hacer una venta de quesitos y pastelillos frente a las diferentes entradas, pero en vez de chavos, pedimos concesiones! ¿Estás apuntando?”, preguntó a su asistente.

“En caso de que nada de esto funcione, pues… podemos ponernos a pedir una pejetita a cuanto gato pase por aquí, y ayudar alguito con la economía. O sea, ¡eso sería más que cualquier cosa que El Tigre (Eugenio Hernández Mayoral) hizo como director de PRFAA!”, aseguró.