Washington, D.C. – El gobernador de Puerto Rico, Ricky Rosselló, cogió la juyilanga pa’ Washington por mera casualidad durante los días que los estudiantes de la UPR tendrían una protesta en áreas del Capitolio y La Fortaleza. De acuerdo al gobernador, en entrevista ficticia, esto se dio para poder apreciar los reclamos de los estudiantes desprendidamente, “a distancia y con justa perspectiva”.

Caricatura de Ricky Rosselló hecha por LUY

Qué lindo ver que este es igual de valiente que sus antecesores. [Imagen cortesía de LUY]

“Aquí, lo importante es ver todo desde una perspectiva amplia y neutral”, explicó el joven gobernador, mientras degustaba un Scotch Macallan 1926 en el Hotel Hamilton en D.C. y leía la página web de El Nuevo Día para ponerse al tanto de los aconteceres frente de la mansión ejecutiva. “Creo que es harto evidente que me fui para Washington pa’ no coger ninguno de los inevitables improperios a mi persona personalmente: ¿vi’te? Mi primer instinto fue quedarme, y encontrarme con los jóvenes frente a la Fortaleza y escuchar sus inquietudes y propuestas, pero siempre hay dos o tres que me van a tirar personal, y como ser humano que uno es, pues me puedo ir por el techo. Es por eso que observo tranquilo desde la distancia. Eventualmente leeré el reporte de mi Secretario de Estado, que está cogiendo garrote allí ahora mismo por el bien del Pueblo, y actuaré por sus intereses sin ninguna contaminación por comentarios de algún pelú’ revolucionario de esos “, aseguró.

Se informó que el gobernador estaría pasando el fin de semana degustando finos vinos en Loudoun County en el norte de Virginia para llegar en la mejor disposición posible a la Isla para actuar a favor del estudiantado puertorriqueño, libre de cualquier emoción negativa contra este.