Washington, D.C. – La Comisionada Residente de Puerto Rico en los Estados Unidos, Jenniffer González, le pidió ayer al vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, que se coja un break de salvar al mundo de Donald Trump y que ayude a canalizar los asuntos de la Isla, como si eso importara en Estados Unidos y el mundo ahora mismo.

Están mirando la cara de un hombre con su alma consumida y esperando la dulce liberación que solamente la muerte puede dar. [Imagen suministrada]

“Fue tremendo hablar por 30 segundos con el vicepresidente de los Estados Unidos, máxime cuando probablemente nunca jamás me dejarán volverle a hablar”, explicó la comisionada residente, que no dejaba de destacar que fue un “breve diálogo”. “Le dije que me es harto conocido que él es una de las dos o tres personas que puede evitar que el mundo se convierta en el desierto de Mad Max tan temprano como dentro de una hora, pero que necesitábamos su ayuda para echar a correr nuestra agenda. Este me miró con su sonrisa plástica que gritaba ‘Are you shitting me?‘ y se retiró. Creo que hicimos eco en nuestros reclamos”, aseguró.

Diríamos algo gracioso aquí al final, pero es que de verdad, todo es horrible y no hay esperanza pa’ nadie.