San Juan, Puerto Rico – Luego de que el presidente Obama conmutara la sentencia del prisionero político Oscar López, después de 35 años en cárcel, multitudes de puertorriqueños que se hartaron hablando mierda de que Obama no tendría los cojones de liberarlo ahora no paran de hablar de cómo NUNCA dudaron que este concedería la conmutación.

El presidente Barack Obama frente a su escritorio

¿Y qué? ¿Todavía están hablando por ahí de que a Obama no le importa Puerto Rico? ¡Habla, pueblo, habla! [Imagen suministrada]

“¡Yo nunca dudé! ¡Nunca!”, juró Eduardo Nevárez, quien no paró de Tuitear y Feisbukear en los pasados meses que a Obama no le importaba un carajo Puerto Rico. “¡Yo siempre entendí que liberar a Oscar López era un proceso complejo con una gama de consideraciones políticas y logísticas! Cuando la Casa Blanca se negó a contestar a la petición en Change.org por la liberación de Oscar, yo dije calmadamente: ‘Tranquilos, amigos y amigas: esto es un proceso delicado’. Nunca me metí a gritar que Obama era un cabrón neoliberal entrega’o. ¡No, señor! Thanks, Obama!“, exclamó.

Se informó que esta misma tropa está celebrando la liberación de Chelsea
Manning mientras que simultáneamente se tiran de culo con que Wikileaks es el engendro del diablo y una herramienta de Rusia contra la democracia del mundo libre.